Xalapa, Ver.-En medio de porras, vivas y algarabía salió Arturo Bermúdez de prisión preventiva en Pacho Viejo, se convierte en el tercer duartista en dejar la cárcel para continuar la investigación en su contra en libertad.

A las 3 de la tarde con 04 minutos de este miércoles 5 de diciembre (2018) salió del penal de Pacho Viejo el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, excolaborador de Javier Duarte de Ochoa.

A un costado del penal de Pacho Viejo mientras Bermúdez salía vitoreado como si se tratase de una estrella, un artista, o un hombre que ha ganado un mérito grandioso, se encontraban en una esquina agazapados mirando la escena, cuatro padres que buscan desaparecidos y padres de expolicías también acusados de desaparición forzada, solo por obedecer órdenes de Bermúdez, que no han conseguido su libertad.

A Bermúdez se le cambió la medida cautelar de prisión preventiva y puede seguir su proceso de investigación por desaparición forzada en libertad. No puede salir del país, debió dejar su pasaporte como garantía.

En la calle Vicente Guerrero, frente al Centro de Readaptación Social (Cereso) número 1, seis camionetas, familias y allegados le esperaban para recibirlo, luego de haber permanecido un año y nueves meses en prisión.
Bermúdez Zurita es señalado por el delito de Desaparición Forzada. Él fue detenido el 03 de febrero de 2017.

LA POSTURA DE LA FISCALÍA

En un comunicado la FGE condenó y rechazó que se permita que los probables responsables de desapariciones forzadas de personas y del saqueo a Veracruz, enfrenten sus procesos en libertad.

“La Fiscalía General del Estado de Veracruz condena y no comparte los nuevos criterios jurisdiccionales que están permitiendo que los probables responsables del saqueo y desaparición forzada de personas en Veracruz, enfrenten sus procesos en libertad.

Dentro de la carpeta de investigación en contra del ex secretario de Seguridad Pública, existen testimonios de víctimas sobrevivientes, testigos presenciales, dictámenes técnicos y periciales, así como evidencia documental que exhibe que la Secretaría de Seguridad Pública, bajo el mando de Arturo “N”, documentaba las desapariciones forzadas.

Es decir, existen al día de hoy datos de prueba sólidos que acreditan la probabilidad de que Arturo “N” encabezó una estructura organizada que desde la Secretaría de Seguridad Pública cometió de manera sistemática desapariciones forzadas, la FGE considera que la única medida cautelar posible es la prisión preventiva”.

DEJANOS TU COMENTARIO