incendio secuestro
El incendio fue una amenaza contra los concesionarios

Luego que se pensara que se trataba de un incidente aislado el incendio del camión de la línea Metro, más tarde el conductor de la unidad apareció y, denunció ante las autoridades correspondientes que fue víctima de la privación ilegal de la libertad, por un grupo de sujetos armados quienes lo despojaron de la unidad la obligaron a conducir sobre la autopista y luego quemaron el vehículo.

Fue el chofer de la unidad quien explicó a las autoridades que en la zona conocida como la luz, se le subieron dos delincuentes, mismos que nos sometieron mientras que una camioneta los fue siguiendo, haciéndolos irse por la autopista rumbo a Veracruz y ahí lo orillaron, le rociaron gasolina y lo quemaron, subiendo al chofer a una camioneta con la cabeza embolsada y lo trajeron de regreso a donde los habían interceptado en la Luz.

Ahí fue dejado abandonado, advirtiéndole que se trataba de represalias por problemas de competencia en la ruta con los Tres y Mario Olvera, puntualizado de manera clara que si seguían dando el servicio atentarían contra los choferes y contra las instalaciones de la empresa y contra los dueños.

DEJANOS TU COMENTARIO