Xalapa, Ver.-El Auditor General de Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) Lorenzo Antonio Portilla Bonilla, expuso ha sido llamado por la Fiscalía General del Estado (FGE); por las denuncias interpuestas de la cuenta pública 2015, se han recuperado recursos, pero solo sabe el monto la Fiscalía en cuestión, pues ya están los expedientes en sus manos.

“De hecho hemos recibido, escritos, peticiones de participación en esas denuncias, para aportar datos ante el Ministerio Público”.

-¿Hasta ahora hay ex servidores que hayan devuelto recursos?

-Es un tema que está en mano de la Fiscalía.

Cuando reintegran el recurso, va a los entes donde ocurrió el desfalco, pero en manos de la Fiscalía, son ellos los que saben montos, insistió al responder.

Este viernes será el día de la entrega de la cuenta pública 2016, al Congreso del Estado, en donde se manifestará a cuánto asciende el daño patrimonial, aunque el auditor, este jueves aún no debe hablar del monto, porque lo debe conocer primero la Comisión de Vigilancia del Congreso local, sí mencionó que hay un apartado especial o anexo de la deuda pública y auditorías especiales a obras inconclusas, o a deudas como las de la Universidad Veracruzana, IPE, entre otros.

La fiscalización en 2018 cambia, porque a partir de enero de ese año, a partir del primer día hábil, el Orfis puede pedir ya informes de la cuenta pública 2017, a esta nueva administración estatal de Miguel Ángel Yunes.

En la cuenta pública 206, dijo, que viene apartado especial desglosado de daño patrimonial, se prevé sea el mayor desfalco, el del último año de Javier Duarte.

Se fiscalizó a 346 entes, y son tres informes; el genérico de la cuenta consolidada, el de municipios y un compendio de un análisis suscito de la deuda. Después vienen informes de resultados de los entes fiscalizables de los tres poderes, los 212 municipios, las comisiones de agua, y entes autónomos.

 

DEJANOS TU COMENTARIO