Veracruz, Ver.- El exalcalde de Medellín de Bravo, Luis Gerardo Pérez Pérez, desmintió a su sucesor también panista, Hipólito Deschamps Espino- Barros quien aseguró haber heredado una deuda millonaria de su administración.

“Es falso”, reviró el hoy aspirante a la candidatura del PAN por la diputación local o federal por este distrito.

Dijo que dejó cheques por cobrar que se deben pagar con participaciones federales de enero.

“Lógicamente al final de la administración quedan pagos a proveedores pero quedan provisionados con cheques porque nuestra última participación de 2017, del Fortamun nos llega en enero de 2018, y ese dinero que él menciona que es parte de su administración no, es del ejercicio 2017”, puntualizó.

Es por ese motivo, destacó, que los cheques quedaron comprometidos a nombre de los proveedores.

“No hay deuda, lo único que quedó fue una demanda mercantil de un constructor que data de la administración de Marcos Isleño, que son 2 millones de pesos que lógicamente no era cuestión de nosotros, se le dio un pago parcial pero no hay deuda como él menciona”, puntualizó.

Estos pendientes son con Conagua, CFE y otros proveedores.

“Nosotros por primera vez dejamos un municipio con finanzas sanas, recordemos que Conagua nos descontó 10 millones de pesos y ese recurso es del municipio y va a regresar al municipio, entonces ese dinero va a servir para lo que quedó pendiente”, manifestó.

Respecto a lo que se retuvo de los trabajadores y no se pagó al SAT por concepto de impuestos, aclaró que no es así.

“Él menciona sobre algo del SAT, de un adeudo del SAT, todo quedó provisionado con un adeudo que a Medellin se le debe, entonces prácticamente no hay deuda, los cheques quedan provisionados con la partición que llega en enero”, enfatizó.

DEJANOS TU COMENTARIO