René Bejaranao

Por Arturo Salgado

Trabajo político silencioso el que realiza René Bejarano. Sin publicidad, declaraciones ni escándalos mediáticos visita todas las entidades, poniendo atención especial en las que tienen el padrón electoral de votantes más grande del país.

Los recorridos del ex perredista por el interior de la República mexicana promocionando su Movimiento Nacional por la Esperanza, tienen objetivos concretos. Anda en la búsqueda de líderes sociales con arraigo y arrastre popular para invitarlos a formar parte de la Asociación Civil que en un año estaría conformándose en partido político.

En política Bejarano no es ningún principiante, es un viejo tiburón que aprendió de las carnadas financieras que en el pasado le pusieron los panistas para perjudicar a su jefe político Andrés Manuel López Obrador. No huyó de la justicia, pagó con cárcel sus errores, tragó sapos y no salpicó a nadie dando muestras de lealtad, muy escasas en estos tiempos de traiciones por dinero y poder.

El esposo de la diputada federal y vicepresidenta de la Cámara Baja, María de los Dolores Padierna Luna, continúa lejos pero cerca del presidente López Obrador. Su Movimiento por la Esperanza es una organización que trabaja y opera bajo la influencia de los principios del jefe del Ejecutivo hacia las causas más desprotegidas de nuestro querido México.

Por ello, el maestro normalista busca gente respetable en cada comunidad, ciudad o municipio del territorio nacional, personas altruistas preocupadas verdaderamente por la gente pobre y necesitada.

Es una tarea titánica pero no imposible.

Por lo pronto Bejarano visitó semanas atrás el sur del estado de Veracruz y se llevó buena impresión de los habitantes de aquella región. Uno de los principales anfitriones fue el exalcalde de Acayucan Marco Antonio Martínez Amador, a quien Bejarano buscó en forma personal para convencerlo de unirse a su movimiento nacional.

En cuestión de horas el ex presidente municipal organizó un evento de primer nivel en calles del corazón de Acayucan donde se ubica la Promotora Martza de su propiedad. Bejarano que es un tipo de sonrisa difícil, esa tarde lució feliz por el recibimiento.

Tras la firma de adhesión entre Martza y el Movimiento Nacional por la Esperanza, Marcos Martínez y el visitante caminaron a un hotel cercano donde sostendrían otra reunión. Bejarano se sorprendió por las muestras de cariño de la gente hacia el ex munícipe acayuqueño, no encontraron transeúnte que no lo saludara, agradeciera y diera bendiciones, privilegio difícil de observar para un ex alcalde después de concluir el cargo, porque a la mayoría, lo menos es que los señalen de ladrones y sinvergüenzas.

“Estos son los líderes sociales que necesitamos…”, comentan que dijo Bejarano en la ciudad de México a su jefe político, al relatar sus actividades en Acayucan.

No es para menos.

Respaldan a Marcos 25 años de trabajo humanitario a través de Martza. Más de dos décadas antes de llegar a la Alcaldía ya respaldaba a los pobres. Y después de la Presidencia Municipal continúa haciéndolo sin descanso. Todo enfermo o necesitado que toca las puertas de Martza en busca de cualquier tipo de apoyo, nunca se va con las manos vacías. Impresionantes son los testimonios personales de quienes se ven beneficiados con medicinas, sillas de ruedas, ataúdes, consultas médicas especialistas, etc, etc, etc.

La interrogante del por qué el fundador del Movimiento Nacional por la Esperanza puso los ojos en el ingeniero Martínez Amador, no es difícil de contestar. El trabajo social del ex alcalde ha servido para que candidatos de todos los partidos ganen elecciones, aunque han resultado pésimos representantes populares y desastrosos servidores públicos.

Por lo pronto, no faltan las críticas de los mismos envidiosos de siempre a la unión de Martza con la organización de René Bejarano. Sin preocupación alguna, Marcos expresa a su gente lo que don Quijote a Sancho Panza…. Y nadie lo duda, el ingeniero Martínez Amador continúa avanzando para lo que venga en 2021.

Y… NO PUDIERON LOS MORENISTAS.

En la Fiscalía tienen fiesta… ¿Cuánto tardará la alegría del obsesionado Fiscal y su mecenas…? Aseguran que “haiga sido como haiga sido o por lo que haiga sido”, el manotazo vendrá de la Ciudad de México.

Hasta la próxima.

Comentarios al correo salgadoarturo@hotmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO