Javier Niembro; politólogo y asesor electoral
Javier Niembro

Por JAVIER NIEMBRO

VA EL SEGUNDO…


GANA BRONCO porque conecta con su lenguaje florido y coloquial, eso de destetarse de los gringos, es una ocurrencia más que raya en una realidad, invitar a renunciar a los candidatos a las prerrogativas de sus partidos, que exista mas comercio de México con otros países y no solo con EEUU, llevar el salario mínimo a $335 pesos, bajar isr de 36% a 30% y el IVA del 16% al 10% lo pone en una aparente simpatía popular;

GANA ANAYA por ser de nueva cuenta quien pone las propuestas de forma más viable como lo es la promesa de bajar el IVA a la mitad y el salario mínimo llevarlo a $100 pesos, entre otras;

GANA ANDRES MANUEL, porque logra que no lo exhiban de manera contundente, llevándolo al plano futbolístico ANDRES MANUEL se llevó su balón a la esquina y aunque el público y jugadores le rechiflen, lo que realmente quiere es que piten el final y así manejar el score a su favor, sus propuestas mas visible fue la de convertir los 50 consulados en EEUU en fiscalías defensoras de migrantes, aumentar al doble el salario mínimo en franjas fronterizas.

EL QUE NO APROVECHA es MEADE, aunque conecta un golpe duro a AMLO con tema de NESTORA SALAGADO otrora supuesta secuestradora ahora candidata de MORENA, y hace un par de propuestas en temas de aduanas , deja pasar la última oportunidad visible para remontarse, tuvo y pudo deslindarse del actual sistema y de EPN cuando a pregunta expresa: ” Fue un error la visita de TRUMP a los Pinos?” MEADE termina aceptando que fue un acierto esa acción, donde a todas luces era la mejor oportunidad para generar esa sana distancia que se requería.

Sin duda el formato de este debate supera las expectativas de los anteriores, aunque da un protagonismo elevado a los moderadores , sirvió para llevar a candidatos a zonas incómodas y sacarlos del confort discursivo. La preguntas del público participativo se leyeron en verdad por gente que aleatoriamente se escogió en un ejercicio transparente que nadie puso en duda. Las emociones en el cierre del debate quedaron a deber, los discursos de cierre les falto conexión, esperemos la final, en días venideros se verán si hubo movimiento de números en las encuestas, todo indica que el DEBATE fue como el temblor que sacudió momentos antes a la ciudad de MÉXICO, sin daños aparentes.

DEJANOS TU COMENTARIO