Fotografía: Poceso Miguel Ángel Yunes Linares

Se destapó la cloaca en el COBAEV al darse a conocer qué Miguel Ángel Yunes Linares, como gobernador de Veracruz, instaló una auténtica pista de aterrizaje de 214 aviadores que, en su conjunto, cobraban 5.5 millones de pesos mensuales provenientes del dinero de los veracruzanos.

Este día, en conferencia de prensa, el titular de la SEV, Zenyazen Escobar, informó que al dejar de pagarles a esos aviadores yunistas, el gobierno del estado tendrá un ahorro de 100 millones de pesos anuales considerando el ISR que también estaba obligado a pagar.

Es importante señalar que el monto de la nómina del personal de ese Colegio asciende a 43 millones de pesos mensuales exclusivamente por pago neto de transferencia a la cuenta de los trabajadores como prestaciones (prima vacacional, Día del Maestro, 90 días de aguinaldo y días económicos no disfrutados).

Con este anuncio queda claro que Yunes Linares no perdió el tiempo y en tan sólo dos años de su gobierno aprovechó para beneficiar a sus amigos y correligionarios, además de enriquecerse más a costa de la pobreza de los veracruzanos.

DEJANOS TU COMENTARIO