El ex gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares debería estar muy preocupado, por la forma como se está reviviendo la agresión que vivió la periodista y escritora Lidia Cacho en el año 2005, cuando publicó su libro “Los Demonios del Edén”, donde involucró a políticos y empresarios que participaban en una red de pederastia y por ese motivo fue torturada.

Pasaron 14 años pero finalmente un tribunal federal libró orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres; del ex jefe de la policía estatal, Hugo Adolfo Karam Beltrán; del ex director de la policía judicial, Juan Sánchez Moreno; y del empresario José Kamil Nacif Borge, acusados de tortura en contra de la periodista.

Es posible que alcance a muchos más que participaron al amparo del poder, reprimiendo a Lidia Cacho, por lo que no se descarta que el ex gobernador veracruzano en esas investigaciones pudiera aparecer con alguna responsabilidad que tendría que explicar ante las autoridades.

Después de que la periodista fue liberada, en una conferencia de prensa en Cancún, señaló que el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Pública (2006), Miguel Ángel Yunes Linares, estaba vinculado con el caso del pedófilo Jean Succar Kuri, porque las víctimas lo señalaron, las niñas lo describieron físicamente y se refirieron a él como un político, amigo de Jean Succar Kuri.

Posteriormente a la presentación de ese libro, en muchas ocasiones Lidia Cacho se refirió a Miguel Ángel Yunes Linares como uno de los que participaban en esa red de pederastia, por lo que no se descarta que sin el fuero que lo podría proteger, ahora tenga que responder ante las autoridades, solo es cuestión de tiempo.

DEJANOS TU COMENTARIO