Veracruz, Veracruz a 5 de enero de 2016.- Migue Ángel Yunes Linares llegó a Chedraui Las Brisas, local que fue vandalizado la noche de ayer miércoles y hoy jueves, y terminó por ofrecerle a los saqueadores una despensa o 500 pesos, financiadas con recursos propios del funcionario.

En su recorrido de casi media hora, el gobernador interactuó directamente con cerca de 150 personas que lo atendieron, mientras que otras 150 continuaron robando víveres y electrodomésticos.

El gobernador llegó al centro comercial en Helicóptero oficial acompañado del Secretario General del Gobierno, Rogelio Franco Castán, y Jorge Winckler Ortiz, Fiscal General Estatal. Y con un fuerte operativo de seguridad, llegó a dialogar con las personas que intentaban llevarse la mercancía que quedaba.

Yunes se subió al toldo de una de las Patrullas en el estacionamiento del centro comercial para usarlo como palestra.

La gente comenzó a reprocharle los aumentos a la gasolina, mas el contestó que no tiene injerencia en las decisiones del gobierno aunque “a él también le molesta el aumento a las gasolinas”.

  • Soy una gente seria, soy una gente de palabra…
  • ¡Y con muchos huevos! – gritó uno de los presentes
  • Nomás dos – respondió Yunes – sabemos que hay una molestia pero eso no justifica el vandalismo.

La turba comenzó a reprochar la falta de empleo y el hambre que padecían en sus casas, a lo que el gobernador reiteró que eso no era motivo para saquear comercios “eso ahuyenta la inversión y la creación de empleo”.

“Yo me comprometo a que mañana tendrán 500 pesos o una despensa (…) serían sólo de 500 pesos para la gente que esté, no puedo más porque es de mi dinero, no del dinero del gobierno porque el gobierno no tiene dinero ahorita”.

Mientras Yunes hablaba, la gente seguía metiéndose a Chedraui Las Brisas para robar. El respondió al acto con el anuncio de que “hay 140 y tantos detenidos, ahorita en San Julián (colonia de Veracruz) hay un grupo importante de policías. Yo no quiero usar la fuerza pública, por eso vine con ustedes”.

Al calor de la discusión los ciudadanos comenzaron a reprocharle el paradero de Javier Duarte de Ochoa, el ex gobernador prófugo de Veracruz, y el desempleo en la zona y hasta la corrupción de los agentes de Tránsito estatal.

El compromiso fue que este viernes 6 de enero, en pleno día de Reyes, Yunes llegaría con su equipo con despensas equivalentes a 500 pesos en productos del hogar.

Al perder el control de la discusión bajó del toldo y volvió a subir al Helicóptero del gobierno estatal para dirigirse al municipio de Boca del Río, donde gobierna su hijo Miguel Ángel, para sostener una reunión con líderes de cámaras empresariales por los saqueos de las últimas horas.

 

DEJANOS TU COMENTARIO

Compartir