Veracruz, Ver., 13 de enero de 2017.- Colchones, sillas, utensilios de cocina y hasta un refrigerador, propiedad de los pescadores de Punta Gorda, quedaron a la intemperie, tras el derribo de varias viviendas de madera por parte de personal de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), por causa de la ampliación portuaria.

Para continuar con la construcción del nuevo puerto de Veracruz, en la zona de Punta Gorda y Playa Norte, sin mediar la indemnización que desde hace años les han prometido, empleados de Apiver desalojaron a una parte de las familias y pescadores que viven en el sitio la madrugada de este viernes.

Un video grabado por uno de los afectados muestra cómo quedaron sus pertenencias luego de que sin previo aviso, personal de la Apiver y elementos de Seguridad Pública echaran abajo las construcciones. “Venían muy agresivos. Así quedó, no dejaron nada”.

Cabe mencionar que el compromiso de la administración portuaria establecía entregar una compensación para quienes fueran desalojados por las obras de ampliación en playa Punta Gorda y Bahía de Vergara. El desalojo y la entrega de indemnizaciones comenzó en 2015, sin que hasta el momento haya concluido para todos sus habitantes.

DEJANOS TU COMENTARIO