(Siglo de Torreón).- Los ordeñadores de combustible son proveedores de gasolineras en Puebla y también ofrecen venta al menudeo en 8 pesos el litro, precio que prevén mantener el año entrante.

Vecinos relacionados con los huachicoleros en San Sebastián Villanueva, en Acatzingo, aseguran que sus ventas más fuertes son al mayoreo y que surten a gasolineras de diferentes puntos del estado.

También resaltaron que en caso de tener más demanda por el aumento en el precio de la gasolina que oferta Petróleos Mexicanos (Pemex) a partir de este domingo, el robo de combustible se incrementará para surtir a sus clientes.

“Por ahora no hablan de subir el precio, lo van a mantener, porque su venta fuerte es el mayoreo, les están surtiendo a las gasolineras gasolina de huachicol”, mencionó una fuente cercana a los huachicoleros.

Explicó que la oferta del combustible se realiza a pie de carretera, sin embargo, se vende con códigos para evitar que sean descubiertos por las autoridades.

En la carretera que conduce a San Sebastián Villanueva, en Acatzingo, hay algunos puntos que son marcados con contenedores vacíos y aparentemente en desecho.

Estos elementos sirven como señal para que los identifiquen los compradores, mientras otros ordeñadores colocan letreros estratégicos para que los clientes sepan dónde están.

Una vez que las personas se acercan, les dan las claves que les mencionaron y saben que es una venta sin riesgo de ser descubiertos por las autoridades y segura.

“Todo se vende con claves, normalmente uno es el conecte y es quien te dice dónde y cómo pedirlo y sólo así te la venden, andan muy precavidos últimamente”, manifestó un vecino que pidió no ser identificado.

Otro punto para adquirir la gasolina obtenida de manera ilegal es en las inmediaciones de la Central de Abasto de Huixcolotla, donde los huachicoleros tienen puntos de venta entre los puestos para poder escabullirse en forma segura.

En la zona de San Martín Texmelucan, entre el kilómetro 70 y 80 de la Autopista México-Puebla, también hay un corredor donde prolifera la venta de combustible robado.

Reportes de Pemex indican que Puebla es uno de los estados donde se detectan más tomas clandestinas de combustible en el país.

Las autoridades señalan que en el territorio poblano existe una disputa por la ordeña de ductos de Pemex que se concentra en el llamado Triángulo Rojo, el cual está integrado por los municipios de Palmar de Bravo, Tepeaca, Acatzingo, Acajete, Quecholac y Tecamachalco, entre otros.

A vista de todos

Los vendedores de combustible robado de los ductos de Pemex colocan puntos de venta en la carretera libre a Celaya, a la altura de Apaseo El Alto, en Guanajuato.

Los huachicoleros marcan sus ubicaciones con contenedores vacíos, hasta donde llegan conductores a adquirir gasolina en forma clandestina.

De acuerdo con las autoridades, en Guanajuato existen puntos de abastecimiento irregular de combustible en los municipios de San Francisco del Rincón, Irapuato, León, Silao, Valle de Santiago y Purísima del Rincón.

Durante la semana se registró desabasto en las estaciones de servicio de Querétaro y Guanajuato, lo cual provocó que aumentara la venta irregular de combustible en la región del Bajío.

DEJANOS TU COMENTARIO

Compartir