Veracruz, Ver.- Cuarenta y tres hondureños muertos, 50 por ciento asesinados y extorsionados, es el saldo en lo que va del año en el Estado de Veracruz, reportó el cónsul de Honduras, Raúl Otoniel Morazán.

Expuso que únicamente en el descarrilamiento que se suscitó en Tembladeras- Huimanguillo registró 11 muertos, aparte los 32 que fallecieron asesinados o porque no aguantaron el trayecto.

“Aisladamente estoy hablándole aparte de los 11 muertos, 30 a 32 hondureños han fallecido”, confirmó.

Agregó que ante la gravedad del caso ya hay un proyecto que echará a andar el presidente Enrique Peña Nieto con sus homólogos centroamericanos de Guatemala, Salvador y honduras por la vulnerabilidad que existe entre sus fronteras.

“Es tema de seguridad nacional y no pueden hacerlo solos sin la colaboración de los gobiernos de Centroamérica”, agregó.

En entrevista, dijo que los decesos han ocurrido en la franja migratoria del Estado que incluye Medias Aguas, zona que consideró “foco rojo” para los ilegales que diariamente cruzan rumbo a Estados Unidos.

“Sigue siendo un foco rojo Medias Aguas y se está trabajando en un proyecto y se está caminando, que es la instalación, ahí operan, en esta zona en lo que va de este año le hablo 32 hondureños en la ruta migratoria que involucra Chontalpa, Tenozique, y desde Oaxaca, puedo decirle que 50 por ciento de las muertes que tengo registradas son asesinatos y extorsiones”, sentenció.

Dijo que 50 por ciento de los decesos que se han registrado de sus connacionales, han sido asesinatos por parte de la delincuencia organizada que los extorsiona, asalta o abusa de ellos ante la necesidad tan grande que arrastran.

Y es que aunque “la bestia” sufrió retrasos en las últimas semanas debido al paso de las tormentas tropicales Ingrid y Fernand, el flujo migratorio no disminuyó, al contrario, solo en lo que respecta a los ilegales hondureños estos incrementaron su paso en 30 por ciento, apuntó.

Indicó que el gobernador Javier Duarte de Ochoa, ha brindado todo su apoyó al igual que el gobierno federal a través de las autoridades de seguridad y el Instituto Nacional de Migración.

“La respuesta por parte del gobernador ha sido contundente por hacer todos los esfuerzos para que la seguridad de los migrantes sobre todo en la ruta, precisamente estuvimos reunidos en septiembre con el gobernador de Veracruz y del Estado de Tabasco por el hecho de que el problema de la inseguridad de los migrantes está visualizada en las rutas del tren”, subrayó.

Indicó que la extorsión aumentó considerablemente e incluso se comprobó que centroamericanos y mexicanos, incluso operadores de las líneas del ferrocarril “forman parte de pandillas de extorsionadores y se ha detectado que los mismos centroamericanos en complicidad con malvivientes mexicanos forman parte de esos grupos de delincuencia”.

DEJANOS TU COMENTARIO