Veracruz, Ver., 31 de diciembre de 2016.- El alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil, dio a conocer que se comunicó con Jorge Winckler Ortiz, apenas unas horas después de que fuera elegido por el Congreso local como el Fiscal General del Estado.

Momentos antes de la misa en memoria de los fallecidos durante la explosión del 31 de diciembre de 2002, Ramón Poo dio a conocer que se comunicó con el nuevo titular de la Fiscalía General del Estado.

“Tuve oportunidad de comunicarme ayer también en la tarde, ponerme a sus órdenes y que trabajamos juntos y trabajemos de la mano para poder lograr esa sinergia en cuestión de lo que está pidiendo la ciudadanía que es que la persona que cometa algún crimen lo pague”.

En relación a la atención de las desapariciones y las fosas clandestinas en el municipio, que ha sido solicitado por la sociedad organizada al nuevo fiscal, Poo Gil expresó que “Sí, lo que se me solicite y lo que esté a mi alcance lo haré con mucho gusto”.

El presupuesto municipal

Ramón Poo Gil dio a conocer que al municipio de Veracruz le correspondió un presupuesto de mil 546 millones de pesos para el año 2017; es decir, 86 millones de pesos más que el año pasado, dinero que atribuyó a las gestiones que realizaron ante el gobierno federal.

Afirmó que el plan de trabajo solo tomará en cuenta un presupuesto de mil 490 millones de pesos y deberá ser aprobado antes del 31 de diciembre.

Consideró que es insuficiente.

“Para las demandas que hay y sobre todo la falta de servicios no es suficiente, por una simple y sencilla razón. Solamente al inicio de la administración lo que hacía falta en obras hidráulicas eran dos mil 800 millones de pesos. Ya lo hemos bajado en 400 millones; en pavimentación hacían falta 900 millones de pesos, lo hemos bajado a 500 millones”.

Esta cantidad, dijo, solo corresponde a lo que hace falta por construir. Aparte se encuentra la cifra por repavimentación, mantenimiento y mejoramiento de plantas de tratamiento y tuberías.

DEJANOS TU COMENTARIO