Omealca, Ver.-Para Ivón Sánchez Bolaños, auxiliar de campo de la zona 2 en ese municipio,  la cual está a cargo del ingeniero Norberto Martínez Cruz, es una catástrofe en dimensiones gigantescas si llegase a cerrar la factoría antes mencionada, ya que el sustento a sus familias se vería afectado.

La historia de Ivón y de muchos de sus compañeros penden de un hilo delgado, al no saber si por la minoría y sus pretensiones de formar un sindicato, dejen a los que quieren segur laborando en la Central Energética, sin trabajo para poder mantener a sus familia.

y es que a decir de Sánchez Bolaños, indicó que ellos como empleados trabajan por necesidad, la minoría quiere sindicato y la mayoría queremos seguir trabajando el sindicato es minoría, y estos quieren perjudicarnos.

El cierre de la factoría,  afectaría a los productores de caña de esta zona, en que ya no se les recibirían su caña, ¿qué pasaría con nuestro trabajo, con nuestra familia?, a pesar de que este proyecto de la alcoholera es muy bueno, ya que desde la primera zafra, ha dejado estabilidad económica tanto al productor, como al alzador y al cortador, con su trabajo finalizado a la semana está recibiendo su pago.

En la zona de Omealca, son tan solo 250 productores,  equivalentes a más de  700 hectáreas recogidas para la alcoholera y un  aproximado de 55 mil toneladas en promedio de la zona antes  mencionada, las cuales se verían afectadas ante un cierre de esta alcoholera.

alcoholeratoyac.06_1.big

DEJANOS TU COMENTARIO