Por la orden de picadas, la corrida del taxi o las galletas que el cliente o la clienta compre, los comerciantes de tiendas de abarrotes, tortillerías, cocinas económicas, taxistas, entre otros negocios, tendrán que expedir facturas debido a la eliminación del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), aprobada el año pasado con la Reforma Fiscal. Las facturas y otras nuevas obligaciones, generarán gastos elevados a los vendedores y vendedoras de comercios reducidos.

“Se señalan nuevas obligaciones fiscales, como son: expedir facturas electrónicas, llevar un libro de ingresos y egresos (…) con esto el cálculo de los impuestos que son el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el IVA (Impuesto al Valor Agregado) y el IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios”, explicó Marcelino Gutiérrez, contador público.

El cálculo de ingresos y egresos, a decir de Marcelino, para varios comercios que no estaban estructurados fiscalmente implicarán la contratación de un contador. Agregó que la información deberán darla a conocer a través de Internet en la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en vez de acudir a las oficinas de la dependencia en la región, como sucedía anteriormente.

Marcelino Gutiérrez comentó que las nuevas responsabilidades forman parte del Régimen de Incorporación Fiscal, que vino a sustituir al Repecos. Añadió que los contribuyentes pequeños tendrán hasta el primero de abril para empezar de manera obligatoria con las demandas que involucra el Régimen de Incorporación Fiscal y que por ser el primer año se les ha perdonado el pago del ISR, hasta 2015.

El contador mencionó que antes los Repecos solo tenían que expedir notas de venta sencillas, llevar un registro de ingresos diario y pagar el ISR, el IVA y un Impuesto Especial a Tasa Única (IETU).

“Negocios como tortillerías, cocinas económicas, carnicerías, talleres mecánicos, taxistas, peluquerías, estéticas, etcétera, comercios o prestadores de servicios que tenían operaciones con personas que no solicitaban facturas (…) ahora tendrán que expedirlas”, apuntó Marcelino Gutiérrez.

Como resultado de esta nueva medida, el contador opinó que “Muchos de los llamados Repecos seguramente migrarán, pero al comercio informal, ya que los costos administrativos para cumplir con las nuevas obligaciones serán más elevados e incosteables para estos contribuyentes”.

 

 

DEJANOS TU COMENTARIO