Belinda fue tachada de ser tacaña por un grupo de meseros que la atendió el fin de semana en su visita al puerto de Acapulco, debido a que la propina que dejó constó de una moneda de 10 pesos.

Belinda siempre está rodeada de algún rumor o escándalo, y ahora en su reciente visita a Acapulco no fue la excepción.

Según un testigo de los hechos, la cantante arribó al sitio acompañada de su madre Belinda Schull y dos jovencitas. Las cuatro permanecieron en el restaurante durante más de una hora. Degustaron unos omelettes, fruta, jugos y café, por lo que requirieron constantemente la atención del personal encargado de la mesa, quien se mostró complacido de atender a la estrella pop.

Tras consumir su desayuno, la cantante firmó el cargo del servicio, mismo que estaba ya incluido en el hospedaje y salió del lugar. El rostro del mesero se descompuso cuando vio que la propina dejada por la artista constó de una moneda de 10 pesos, situación que de inmediato compartió con sus compañeros de trabajo, por lo que la noticia trascendió y los comensales se enteraron del mal tino de la también actriz, quien fue tachada como ‘coda’. 

belinda-cine1-a

Según los empleados, Belinda desayunó un omelette, jugo, fruta y café, y la propina no correspondió por mucho al 10% mínimo considerado.

DEJANOS TU COMENTARIO