Xalapa, Ver., 28 de diciembre de 2016.- El Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, acudió al Congreso Local para analizar el Presupuesto 2017.

Tras pedir a legisladores que le aprueben un artículo transitorio donde se le permita que en un lapso de tres meses pueda desglosar la forma en cómo se utilizará el recurso, expuso que la situación de Veracruz es grave.

Enlistó que hay una burocracia que es extensa y que absorbe casi la mitad del total del presupuesto; la deuda pública es exorbitante, así como el rubro de gastos personales que se contemplaban enormes irregularidades.

Acompañado de la secretaria de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero; del secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán y otros funcionarios de su administración, denunció que su antecesor y prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa, incrementó irracionalmente el gasto y en el último año publicó la nómina de trabajadores.

Yunes Linares, reveló que el pasivo a corto plazo que tiene la entidad es de 46 mil millones de pesos y sobre endeudó al estado en 41 mil millones de pesos, por lo que las cuentas públicas que se dieron en el informe 2015, no están apegadas a la verdad.

En ese sentido, afirmó que en este informe se reflejó un incremento del pasivo circulante de 3 mil 500 millones de pesos a 46 mil millones de pesos, lo que le hace presumir que fue artificialmente hecho, para que las calificadoras bajaran la calificación a Veracruz.

“Lo que ya ocurrió en tres rangos, ubicándolo en el último nivel previo para que los acreedores le exigen el pago por adelantado de los préstamos hechos”.

Reiteró que 50 de cada 100 pesos que recibe la entidad, se destinan a gasto corriente, ubicándola en el primer lugar nacional, lo que contrasta con el estado de Baja California que es de 10 a 12 pesos.

DEJANOS TU COMENTARIO