Acultzingo, Ver., 1 de febrero de 2017.- Hasta el momento se mantiene sin identificar la osamenta hallada en la congregación de Tecamalucan y que corresponde a un hombre de aproximadamente 30 años de edad, misma que fue hallada la tarde del pasado martes; sin embargo, de no ser reclamada, por familiares sería enviada a la fosa común.

Se estima que previamente fue torturado, le cortaron las manos y posteriormente fue arrojado a la maleza de dicha congregación que se ubica sobre la carretera federal Córdoba-Tehuacán, desde hace un mes.

Siendo un campesino el que encontró el cuerpo en avanzado estado de descomposición mismo que vestía una sudadera de color gris.

Mientras tanto, las autoridades judiciales siguen investigando y esperan que en breve pueda algún familiar reconocer a la persona que fue ejecutada y abandonada en medio del campo.

DEJANOS TU COMENTARIO