Nuevamente abusando de su poder y con el uso de elementos de Policía Estatal, la Constructora Santos en complicidad con la Familia Ruiz, dueña del Patio Bravo en la zona Centro de la ciudad de Veracruz, llevaron a cabo más desalojos de familias que ahí habitan desde hace décadas, esto para poder tener el inmueble vacío y proceder con su demolición como trascendió planean hacer, violentando y pasando por encima de la ley que protege a estos edificios catalogados como “Históricos” tanto por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, como por el mismo Ayuntamiento de Veracruz, los que han colocado sellos.

20131024-201559.jpg

20131024-201618.jpg

Momentos de tensión y llanto fue lo que nuevamente vivieron cerca de 8 familias que aún habitan el patio Bravo, ubicado en la calle del mismo nombre entre Mariano Arista y Nicolás Serdán de la colonia Centro de la ciudad, el que es catalogado como protegido por INAH, pues tiene por lo menos un siglo de haber sido construido y miles de historias en sus paredes.

En el nuevo desalojo, los representantes de la empresa inmobiliaria SANTOS, se presentaron acompañados por elementos de la Policía Estatal armados, apoyados además de “martillo y cincel” con la que abrieron a la fuerza la reja de la entrada, esto ante la mirada de niños y mujeres quienes se atrincheraron por algunos minutos tratando de evitar lo inminente.

Por algunos minutos los habitantes del patio, muchos con más de 40 años; lograron evitar que el personal de la inmobiliaria Santos SA de CV, y su apoderado David Martínez, acompañado de personal actuante del Juzgado Segundo de Primera Instancia, entraran para llevar a cabo el desalojo.

Fue luego de dialogar varios minutos con Irán García, Director del Centro Históricos del Ayuntamiento de Veracruz, quien sirvió como mediador; que el personal actuante logró pasar y llevar a cabo el desalojo de uno de los cuartos, esto ante la impotencia del resto de los habitantes del patio.

Ellos aseguraron que lo único que piden es que les den la oportunidad de pagar por los cuartos o en todo caso que les brinden otro lugar, “nosotros no tenemos a donde ir, por eso estamos aquí, por favor ellos tienen mucho dinero, a nosotros no querían dar 15 mil pesos, que vamos a hacer con eso, tenemos hijos”

Como fue informado oportunamente en Crónica Veracruz, hace unos días la dirección del Centro Histórico del ayuntamiento de Veracruz, colocó sellos de clausura, ya que no se pueden realizar modificaciones en este inmueble considerado como histórico, sin embargo las multas por estos hechos de 30 mil pesos fueron pagadas sin problema, por el poder que hay detrás del desalojo y demolición.

Por lo que se sabe es inminente el desalojo del resto de las familias, las que llevan años viviendo en el sitio.

DEJANOS TU COMENTARIO