Veracruz, Ver., 17 de diciembre de 2016.- La migración infantil y de adolescentes es un asunto de vida o muerte para los menores de 18 años de edad, que por causa de la violencia en sus países tienen que abandonar el hogar.

Cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), revelan que la migración para huir de la violencia, es la razón de partida del 48.6 por ciento de los menores migrantes.

El aumento en la violencia que se vive en los países de Centroamérica, ha provocado un aumento en los últimos 10 años de menores migrantes atravesando el territorio mexicano sin acompañamiento de un familiar o un tutor.

Hasta el mes de julio de este año, el Instituto Nacional de Migración (INM) contabilizó ocho mil 370 adolescentes migrantes; en el mismo período, contó a nueve mil 326 niños y niñas en tránsito no acompañados. Son números tan solo de este 2016.

En la cuenta, el año 2015 salta a la vista por la cantidad de menores no acompañados: 17 mil 911 adolescentes y 20 mil 368 infantes, todos ellos detenidos en estaciones migratorias y algunos, llevados a albergues. Veracruz fue el segundo estado a nivel nacional con más detenciones ese año.

No obstante, la CNDH señala que aunque las autoridades piensan que los protegen, en realidad violan sus derechos al no explicarles la situación legal que atraviesan ni brindarles el acompañamiento de un Oficial de Protección de la Infancia.

“No me han dicho por qué estoy aquí”

En el “Informe sobre las problemáticas de Niñas, Niños y Adolescentes Centroamericanos en Contexto de Migración Internacional No Acompañados en su Tránsito por México”, la CNDH recaba testimonios de 650 infantes y adolescentes.

Durante los meses de mayo, julio y agosto de este año, personal de la comisión acudió a albergues, centros del DIF municipales y recintos migratorios, y se entrevistaron con los menores detenidos. En Veracruz, visitaron el albergue del DIF en Xalapa, la Casa del Migrante de la Diócesis de Coatzacoalcos y la estación migratoria de Acayucan.

“Me siento triste. No me han dicho el por qué estoy aquí. Opino que es muy malo este lugar porque el personal me habla como enojado y de mal carácter”. Es Jonathan “N”, de Honduras, y que con 17 años. La entrevista le fue hecha en Acayucan, en la estación migratoria en la que tuvo que permanecer detenido hasta su deportación.

La comisión subraya que a diferencia de los menores de 12 años, quienes son de inmediato llevados por los agentes de migración a albergues del DIF municipal, a los adolescentes de 13 a 17 años los mantienen en los centros de detención del instituto.
Esta diferencia en la atención recibida ocurre pese a que la ley establece que los cuidados y asistencia especiales del DIF deben impartirse a todos los menores de edad por igual.

Vulnerables dentro y fuera de las estaciones migratorias

Otra omisión señalada por la CNDH es la falta de acción de los Oficiales de Protección a la Infancia (OPI) en el país. Este personal especializado en el trato con menores y con la responsabilidad de orientar a los menores, auxiliar en la solicitud de refugio, acompañarlos en chequeos médicos y cuidar la devolución de sus pertenencias.

Veracruz es el segundo estado en el país, después de la Ciudad de México, con mayor número de OPI´s, 15 hombres y 15 mujeres, según registro del INM. No obstante, en los testimonios recabados por la CNDH, ninguno de los oficiales prestó servicios a los menores migrantes detenidos.

La comisión señala que “Hoy en día la figura del OPI es constantemente cuestionada, debido a que la gran mayoría de los servidores públicos que realizan dicha función también son agentes federales de migración”.

A esta realidad se suman los delitos de los que niños, niñas y adolescentes son víctimas. Relatos encontrados por la CNDH indican de asaltos, secuestro y abuso sexual a jóvenes de tan solo 16 años de edad. Entre 2010 y 2015, han sido mil 443 investigaciones que se han iniciado por delitos en contra de menores extranjeros; sin embargo la cifra es mayor si se considera los que no son denunciados.

La situación ha llevado a la CNDH a emitir dos medidas cautelares al INM en 2015 y 2016, respectivamente, para menores que se encontraban en recintos migratorios de Veracruz.

DEJANOS TU COMENTARIO