Veracruz, Ver., 5 de enero de 2017- Desde las 5:00 de la mañana de este jueves, tal como advirtieron, transportistas del servicio urbano y taxis pararon en protesta al incremento a las gasolinas que entró en vigor desde el pasado 1 de enero.

Aunque informaron que circularía 20 por ciento del parque vehicular público la realidad es que Veracruz, Boca del Río y Medellín están “muertos”, sin movimiento.

Las personas están varadas en las paradas de camión, no pueden llegar a sus centros de trabajo.

Otras más, determinaron no salir de sus hogares tras el saqueo y disturbios perpetrados en la conurbación hasta la madrugada de este jueves.

En las escuelas la afluencia de alumnos es mínima pese a que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) ratificó hasta altas horas de la noche de este miércoles que las clases se realizarían de forma normal sin suspensión alguna.

DEJANOS TU COMENTARIO