Rusia (AFP).- La Corte Suprema rusa declaró este jueves ilegal a los Testigos de Jehová y anunció la confiscación de todos sus bienes, lo anterior debido a que considera a esta organización religiosa como extremista.

 

Un responsable ruso de los Testigos, Iaroslav Sivulski, se declaró conmocionado por la decisión de los jueces y anunció que la organización religiosa apelará la sentencia.

 

“No pensaba que algo así podría suceder en la Rusia moderna, donde la Constitución garantiza la libertad de religión”, dijo.

 

El ministerio de Justicia ruso había presentado una demanda ante la Alta corte porque consideraba que los Testigos de Jehová representan “una amenaza para los derechos de la gente, el orden público y la seguridad pública”.

 

El juez Yury Ivanenko precisó en la lectura de la sentencia que la organización, la cual cuenta con 395 centros en todo el país, deberá entregar sus propiedades a la Federación Rusa.

 

Los Testigos de Jehová rusos han tenido varios encontronazos con la ley en los últimos años; en enero pasado, el responsable de la organización en la ciudad de Dzerzhinsk fue multado por haber distribuido material considerado extremista por las autoridades.

 

El gobierno ruso ya disolvió en 2004 una rama de la organización, y la Corte Europea de Derechos Humanos sentenció en 2010 que la decisión había violado los derechos de religión y asociación.

DEJANOS TU COMENTARIO