Boca del Río, Ver.- El tesorero de Boca del Río, Abel Cuevas Melo, confirmó que 95 por ciento del personal de confianza que laboraba en la administración pasada renunció el 31 de diciembre.

Indicó que no habrá necesidad de despedir a nadie, mucho menos de enfrentar acusaciones de “recanchismos” políticos toda vez que prefirieron irse solos.

El punto es que ignoran cuantos empleados laboraban en total bajo ese esquema.

“Es una información justamente por las renuncias del personal de confianza que no tenemos y es lo que estamos viendo”, sentenció.

Lo que si es un hecho, es que lo más probable es que se queden con la plantilla laboral que está actualmente y las contrataciones serán las mínimas “porque el presupuesto es austero”, apuntó.

DEJANOS TU COMENTARIO