Para lograr y controlar el sobrepeso y la obesidad debe haber un cambio en los estilos de vida, es necesario tener una alimentación correcta, beber agua simple potable y realizar diario, al menos 30 minutos de actividad física, informó José Luis Barradas Velásquez médico de la coordinación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte.

 

Dijo que beber entre seis y ocho vasos de agua simple al día es indispensable para la vida  y la salud el agua simple no aporta kilocalorías y es falso que entre más agua se beba, se baja más de peso, ya que por sí mismo, este líquido no tiene el poder de hacer que se pierda o se baje de peso.

 

Indicó que beber agua diariamente favorece diversas funciones en el organismo regula la temperatura corporal, ayuda a mantener un buen nivel de hidratación, incluyendo mucosas y piel, favorece el proceso digestivo, previene y corrige problemas de estreñimiento y ayuda a la adecuada digestión y absorción de los nutrientes.

 

“La población actualmente ingiere una gran cantidad de líquidos añadidos con azúcares simples, como refrescos, jugos industrializados, leches saborizadas, así como agua de sabor endulzada, los cuales aportan gran cantidad de kilocalorías a la dieta diaria”, sostuvo.

 

Además, se debe contar el azúcar que se adiciona al café, té y las que contienen otros alimentos, como las galletas, chocolate o el pan de dulce, lo que favorece al desarrollo del sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas.

 

“Sin un consumo adecuado de agua, no sería posible la vida. En los adultos, el porcentaje de agua corporal varía entre 60 y 70 por ciento, de tal manera que es un líquido vital para la vida”.

Explicó que a través de la respiración, el sudor, la orina y las heces fecales, el organismo pierde entre dos y tres litros de agua. Para romper esa pérdida de líquidos, alrededor de un tercio es aportado por los alimentos, ya que todos, así sea una galleta o rebanada de pan, contienen en su composición cierta cantidad de agua y como parte de su metabolismo, las proteínas, hidratos de carbono y líquidos, proporcionan otra cantidad de agua.

 

Finalmente, manifestó que el instituto ofrece información así como actividades para evitar sobrepeso y obesidad por medio de la estrategia nacional Chécate, Mídete, Muévete.

 

DEJANOS TU COMENTARIO