Ciudad de México, 05 de enero de 2016.- Argumentando nuevamente a favor del incremento en los precios de los combustibles y pidiendo la unidad nacional, el presidente Enrique Peña Nieto enunció un mensaje de Año Nuevo al país esta noche.

Mientras ciudades como Veracruz continúan sufriendo saqueos por segundo día consecutivo y el estado veracruzano cumple más de 12 horas sin transporte público, Enrique Peña apareció en cadena nacional y por internet, para emitir un mensaje con motivo del inicio del 2017.

Un día después de regresar de vacaciones, Peña Nieto se refirió al aumento en el precio de los combustibles, que en su quinto día de vigencia ha provocado un malestar generalizado en todo el país.

Señaló al comúnmente llamado “gasolinazo” como uno de los retos que enfrentará México este 2017. El otro desafío, afirmó, es la relación con Estados Unidos.

Apeló a la unidad nacional, hecha de amor a la patria, del orgullo de ser mexicanos, y la solidaridad sobre todo en momentos difíciles. “La unidad es el valor supremo que ha permitido a México preservar su independencia y soberanía y afrontar con éxito los mayores desafíos de nuestra historia”.

“¿Qué hubieran hecho ustedes?”

Al igual que en el mensaje emitido este miércoles, Peña Nieto volvió a asegurar que entiende el enojo del pueblo mexicano ante el aumento del precio de la gasolina y el diesel, y en los siguientes cinco minutos dedicó el tiempo al aire para explicar el incremento.

Descartó a la reforma energética y al aumento en los impuestos como las causas del “gasolinazo”. “En el último año en todo el mundo, el precio del petróleo aumentó cerca de un 60 por ciento lo que a su vez ha aumentado el precio de la gasolina, lo que nos afecta directamente ya que desde hace años México importa más de la mitad de los combustibles que consumimos”.

“En pocas palabras, se trata de un aumento que viene del exterior. El gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento”.

El presidente afirmó que mantener los precios de la gasolina y el diesel hubiera significado el recorte de programas sociales, aumentar la deuda o subir impuestos, arriesgando la estabilidad de la economía nacional.

“Aquí les pregunto: ¿Qué hubieran hecho ustedes?”

Aseguró que antes de tomar la medida de incrementar los precios del combustible, se recortó el gasto en 190 mil millones de pesos, se eliminaron 20 mil plazas laborales por siete mil 700 millones de pesos, y a partir del primer trimestre de este año se reducirá en 10 por ciento la partida de sueldos y salarios.

Peña Nieto mencionó que para evitar que existan incrementos injustificados en productos y servicios habrá una permanente vigilancia de parte de las dependencias del gabinete; además, señaló, se dialoga con empresarios para diseñar un paquete de medidas que apoye la economía familiar, la inversión y el empleo.

La relación con Estados Unidos

El segundo reto que México deberá enfrentar este año, dijo, será construir una relación positiva con Estados Unidos.

Para ello se refrendarán los sentimientos de amistad de pueblo de México con el pueblo norteamericano y se trabajará en el fortalecimiento de las relaciones económicas, culturales y familiares.

“México sabrá defender y asegurar el respeto y el reconocimiento internacional que se ha ganado en el mundo”.

Enrique Peña expresó que para ello, se cuenta con “inquebrantable dignidad, la fuerza de su historia, su cultura excepcional y hoy, como siempre, con la unidad nacional”.

“Tengo plena confianza en que inspirados en nuestra unidad, México y los mexicanos estamos preparados para hacer frente a cualquier reto. Con esa confianza trabajaré para que cada hogar y cada familia tenga un 2017 de salud, éxito y bienestar”.

DEJANOS TU COMENTARIO