El presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAINPA), Luis Antonio González Noroña, señaló que en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río se espera un aumento de hasta el 50% en las ventas durante las festividades del tradicional Día de muertos.

González Noroña agregó se espera que las elevadas ventas se sostengan gracias al invierno, cuando la demanda aumenta entre un 30 y 40 por ciento en relación con el verano. Por otra parte, sostuvo que se prevé un repunte para la celebración del día de reyes, cuyo platillo endémico, la rosca, es mucho más popular en Veracruz que el propio pan de muerto.

En cuanto al precio del producto, admitió que los costos de producción han aumentado ligeramente por lo que estimó que la pieza grande de pan de muerto llegue a costar 100 pesos,  10 pesos más cara que el año pasado.

El entrevista aseguró que el gremio panadero no tiene una postura definida con respecto a la propuesta de lucha contra la obesidad, que pretende anexar un  impuesto a los productos azucarados.

Puesto que el pan no es considerado un alimento chatarra como los refrescos, no está del todo claro si se verán afectados, por lo que aseguró que la CANAINPA se encuentra expectante ante esta propuesta.

DEJANOS TU COMENTARIO