Boca del Río, Ver., 4 de enero de 2017.- El presidente de la Organización de Gasolineros del Estado de Veracruz (Ogave), Gilberto Bravo Torra, no descartó que por seguridad, en las próximas horas el sector determine el cierre del suministro del combustible para evitar mayor vandalización de las gasolineras, las cuales pudieran registrar algún riesgo.

La solución para evitar este problema que ha generado graves disturbios sociales, es que el gobierno federal “baje el precio y siga dando el subsidio a las gasolinas”, opinó.

Dijo, que no es del todo errado el que pudiera estarse politizando el tema y utilizándolo como bandera para otros fines.

Confirmó, que la inconformidad por el aumento de los combustibles ha generado mayores problemas en Puebla, Oaxaca y Chiapas.

Sólo en el Estado de México fueron cerradas 400 gasolineras por temor al vandalismo.

En el estado de Veracruz van 50 gasolineras vandalizadas en las últimas 72 horas, en municipios como Cosamaloapan, Fortín de las Flores, Coatzacoalcos, Chocamán, Veracruz y Boca del Río.

Cada estación afectada presentará las denuncias correspondientes, destacó el empresario gasolinero.

“Tienes que presentar por fuerza tus denuncias para que esté enterada la autoridad, porque no podría ejercer si no hay una denuncia de por medio”, indicó el presidente de la franquicia Octanfuel que representa seis estados de la República como Veracruz, Tabasco, Puebla, Chiapas, Tlaxcala y Oaxaca.

En estas seis entidades del país se ubican 2 mil 300 gasolineras, y Octanfuel representa 800 con un reporte de 150 vandalizadas.

Solicitó al gobierno federal y estatal la asignación de mayor seguridad pública para los centros de abasto de combustible para minimizar el riesgo.

“El subsidio ha sido por muchos años, lo que están haciendo ahora es equiparándolo al precio internacional, pero cuando se libere la tendencia es la alza”, advirtió.

De acuerdo a lo que marca la Reforma Energética e instruye la Comisión Nacional de Energía, a partir de febrero el precio de las gasolinas será liberado “y podrá ser a la alza o a la baja, y de ahí cada tres semanas el costo se moverá con la misma tendencia”, advirtió Bravo Torra.

Las pérdidas son millonarias y dependen del sector al menos 800 mil despachadores, quienes no están de acuerdo en desempeñar e incrementar este problema.

DEJANOS TU COMENTARIO