El fallecido Obispo Emérito José Guadalupe Padilla Lozano fue sepultado bajo el altar de la Virgen de Guadalupe de la Catedral de Veracruz. Feligreses, obispos, familiares y sacerdotes acudieron a velar los restos y a darle el último adiós al mediodía. Aunque se esperaba la presencia de  figuras públicas importantes por tratarse del entierro del obispo fundador de la Diócesis de Veracruz, los políticos solo estuvieron presentes en las coronas fúnebres que enviaron a la Iglesia.

Las flores no fueron puestas en el lugar de reposo de los restos del Obispo Emérito, sino que fueron dejadas afuera.

Erick Lagos Hernández, secretario de Gobernación de la entidad y Arturo Bermúdez Zurita, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, hicieron llegar su pésame a través de las coronas. También el exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán y su esposa Rosa Borunda de Herrera, enviaron flores.

 

DEJANOS TU COMENTARIO