Ciudad de México., 10 de febrero de 2017.- Colectivos de familiares de personas desaparecidas en todo el país exigieron que la Ley contra la Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares, sea aprobada por el Senado de la República, luego de un año de pedir que sus propuestas nacidas de la experiencia y dolor, sean tomadas en cuenta.

Desde las 11 de la mañana y por alrededor de una hora, frente a la reja que rodea la sede del Senado en la Ciudad de México, un grupo de mujeres, madres de personas desaparecidas de varios estados del país, compartieron con medios de comunicación la necesidad que en este período legislativo finalmente sea aprobada la ley sobre desapariciones.

Araceli Salcedo, madre de Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, desaparecida el 7 de septiembre de 2012, señaló la situación que se vive en Veracruz, en la que la población “sigue a merced de la delincuencia, balaceras, ejecutados, secuestrados, desaparecidos, y muchos con denuncia y no hay ni una sola sentencia, señores”.

Esta situación hace necesaria una ley sobre la desaparición forzada y por particulares, subrayó, añadiendo que “El tiempo se nos agota y las familias seguimos en espera de una ley general por desaparición forzada y por desaparición por particulares. Ya basta que las autoridades que están aquí para defendernos solamente se burlen de nuestro dolor”, declaró la integrante del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Córdoba-Orizaba.

Otra de las voces que se alzaron esta mañana fue la de Tranquilina Hernández Lagunes, madre de Mireya Montiel Hernández desaparecida el 13 de septiembre de 2014, quien comentó que lo que exigen es una ley funcional, que les permita localizar a sus hijos.

“El tiempo se nos agota, mientras más tiempo pasa sin una ley eficaz más tiempo tardamos en encontrar a nuestros desaparecidos, y continúa la desesperación en el país y la impunidad, que nos rodea”, señaló.

En el evento se recordó que son varios colectivos, a través del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, los que desde 2016 buscaron hacer llegar al Senado su exigencia de incluir en la ley propuesta, emanadas de su experiencia como familiares de personas desaparecidas.

Una de ellas, la Comisión Nacional de Búsqueda, que deberá ser operativa, sin burocracia que integre a las familias y tenga recursos humanos y materiales para funcionar.

Al grito de “Un período más, pero no más”, recordaron que en diciembre del año pasado, el Senado se comprometió a que en el primer período legislativo de 2017 sería aprobada la ley, incluyendo la comisión que ellos proponen.

Ahora que el periodo ordinario de sesiones inició el primero de febrero, la exigencia volvió a hacerse presente. Además, se espera que esta solicitud se replique durante el fin de semana con actividades distintas en Guadalajara, Guerrero, Coahuila, Zacatecas, Chihuahua y Veracruz.

DEJANOS TU COMENTARIO