Orizaba, Ver., 20 de enero de 2017.- Es criminal que la directora del Laboratorio Estatal de Salud Pública de Veracruz, Aurora Parissi Crivelli, siga al frente de este cargo y no se le siga una investigación, cuando en el caso de las pruebas rápidas de VIH patito que fueron detectadas, fueron defendidas a capa y espada por esta persona, luego que fue el propio Multisectorial quien probó al Secretario de Salud en turno que no servían los reactivos, así lo denunció el integrante del grupo Multisectorial, Jairo Guarneros Sosa.

“Quien más defendió estas pruebas es quien me parece que está al frente del Laboratorio Estatal y eso es criminal, que no se le haga una investigación, se apellida Parissi, ella defendió estas pruebas que el grupo multisectorial le demandaba que fueran desechadas y no servían, ni siquiera como muestra servían; sin embargo, sabemos que se repartieron en muchas partes y esa es la preocupación que existe”.

De tal suerte, que aseguró, que no basta con una denuncia pública si no se le da continuidad de manera legal, aunque admitió que este escándalo de salud pública ha afectado las muestras rápidas que ha hecho el Multisectorial, las cuales habían tenido mucha aceptación entre la gente, pero ante la desconfianza dejaron de practicarse aun y cuando las pruebas provienen de AHF México A.C. mismas que son altamente confiables.

Es por ello que comenzó a circular un documento donde se deslindan de las pruebas que realiza la dependencia de Salud, toda vez que éstas son totalmente confiables, dado que en el caso de las otras no ocurrió lo mismo.

Guarneros Sosa, acotó que quien le probó al mismo secretario que no servían estas pruebas fue el grupo multisectorial con algunas personas que ya tenían años viviendo con VIH y que accedieron a hacerse la prueba ahí y salió la prueba no reactiva.

En su opinión sobre al caso de los medicamentos oncológicos, el activista social dijo que es un tema delicado en el cual se debe estar atentos, tomando en cuenta de las declaraciones del propio Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, quien dijo que no hay denuncias, a lo cual destacó que si no las hay por lo menos investigue y no solo ande atrás de las actividades del gobernador Miguel Ángel Yunes.

De igual forma, difirió de las declaraciones del mandatario veracruzano en el sentido que debe considerarse la responsabilidad de los médicos y enfermeras, quienes tenían que haber denunciado el hecho o al menos asentaran un acta donde se daba a conocer el hecho, “todos tienen que ser investigados”.

Cabe recordar, que fueron 70 mil pruebas las que fueron adquiridas y aunque se denunció el hecho sólo aceptaron que fue un lote, pero del resto no se sabe que haya pasado con ellas, de ahí que la preocupación es mayor porque se trata de la salud de los veracruzanos.

DEJANOS TU COMENTARIO