Orizaba, Ver., 19 de abril de 2017. Coatzacoalcos y la región de Orizaba son los lugares de mayor peligro para los migrantes en la entidad veracruzana, reconoció el director del grupo Pueblos Sin Fronteras, Irineo Mújica. Aunque hasta hace algún tiempo fue foco rojo, Tierra Blanca ahora es mucho más tranquilo.

Lo anterior, lo informó al llegar a la capilla de Nuestra Señora de Lourdes, donde dormirán esta noche 100 personas procedentes de Honduras, las cuales forman parte de aquellos ciudadanos que huyen de la violencia que se vive en su país.

Para esta visita a la ciudad expresó, que en años anteriores en cuestiones de seguridad los ha acompañado el Grupo Beta, y en esta ocasión vienen con representantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ya que en su partida de Tapachula, Chiapas y Tierra Blanca fueron amedrentados.

Recordó, que la intención principal es la visualización del fenómeno migratorio forzado por la inseguridad y la pobreza de sus países de origen para buscar una vida de paz. Acotó que será el día de mañana cuando emprendan su marcha hacia la capital del país, donde se busca llegar al Senado de la República.

Huyen de la violencia

Saraí Castro, de 25 años de edad, es una de las jóvenes que buscan una mejor calidad de vida y huyendo de la violencia para ella y su familia decidió salir de Honduras ya que dijo no se puede seguir viviendo de esta manera, al menos en su barrio matan diariamente entre 20 a 30 personas ya sea decapitados o acribillados, masacres se dan a diario.

“No puede uno interponer una denuncia en el país, porque así te matan más fácil las pandillas, por eso la opción es huir”.

Ella salió con su maleta en mano, sin poder despedirse de su familia emprendió esta travesía hacia México, donde pide comprensión de los mexicanos.

DEJANOS TU COMENTARIO