JOSÉ CALZADA

UPAV FRAUDE DE ZÚÑIGA

El prestigio de la Universidad Veracruzana ha venido a menos desde lo administrativo hasta lo académico en las últimas décadas, pero sin duda, la extensión exprés de un título de abogado para el nuevo Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán ubica la máxima casa de estudios en una regresión al ponerse al servicio del gobernante en turno y pone en riesgo la autonomía, pero sobretodo pierde credibilidad y arrastra a todos los egresados y estudiantes.

Durante toda su existencia la universidad estatal ha estado ligada al gobierno en una obvia relación, pero jamás se había evidenciado al servicio de un político irresponsable que después de años de egresado no tramitó su título ni su cédula profesional. El evidente favor al gobernador, palancazo o instrucción para que el perredista pudiera asumir un cargo para que el que no estaba preparado en su documentación ofrece un adelanto de que la UV será un instrumento del gobierno del gobierno de dos años, pero no por su calidad educativa y los estándares de calidad en sus procesos administrativos sino para por la facilidad de torcerlos y enderezar lo que está chueco.

La rectora de la Universidad Autónoma Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara está en deuda con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, desde antes de la campaña existió una relación que permitió apretar públicamente al gobierno de Javier Duarte de Ochoa y contribuir así al linchamiento social que capitalizó Yunes para concentrar el repudio al prófugo ex gobernador y ganar las elecciones. A cambio la Universidad obtendrá mejores subsidios y más presupuesto estatal, también como posición de la rectora la titularidad de la Secretaría de Finanzas y Planeación fue para Clementina Guerrero, el título exprés para Rogelio Franco fue un mero detalle pero evidencia la disposición de la UV para que un recomendado del gobernador obtenga el documento sin mayor problema.

Rogelio Franco asumió el 1 de diciembre la Secretaría de Gobierno de Veracruz en violación al Artículo 50 de la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave que establece que los secretarios deberán ser veracruzanos y contar con título profesional, fue después de su toma de protesta que recibió el documento en una extraña excepción para no presentar examen profesional. El trámite le llevó al perredista menos de 10 días.

Y paradójicamente la buena relación con el nuevo gobernador deteriora el prestigio de la máxima casa de estudios que en el plano académico padece un significativo rezago que no se debe a la falta de recursos precisamente, sino a la ausencia de capacidad y liderazgo de quien la dirige, en este año un total de 22 programas educativos de licenciatura de la Universidad Veracruzana (UV) presentan acreditación vencida o con prórroga.

Una publicación del Universal, revela que el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes), la institución tiene programas que presentan un status de acreditación vencida o sin derecho a tal, algunas desde hace más de cinco años.Y si existe un estándar de calidad en los procesos de titulación tampoco aprobará la UV en virtud de que sólo un egresado rezagado logró titularse en tiempo récord de 10 días.

La acreditación de las carreras y sus programas de estudios se obtiene luego que la institución en cuestión aprueba rigurosos procesos de evaluación para comprobar que sus programas educativos cumplen con ciertos estándares de calidad. Esto otorga a la facultad o escuela un reconocimiento público sobre su calidad de enseñanza.

La Facultad de Medicina en Xalapa, de acuerdo con el sitio web del Consejo Mexicanos para la Acreditación de la Educación Médica (COMAEM), figura con acreditación vencida desde agosto del 2011. La misma licenciatura, pero del campus Córdoba – Orizaba, se encuentra desde el 2012 como no acreditada, por no aprobar los exámenes.

Según la información del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI), la UV cuenta con vigencia en siete programas educativos de ingeniería.

Los programas que tienen acreditaciones vencidas en la ciudad de Xalapa son Ingeniería Mecánica Eléctrica, Química Farmacéutico Biológica, Informática, Ingeniería Ambiental, Ingeniería Civil, Enfermería, Lengua Francesa y Lengua Inglesa.

Otras licenciaturas con acreditaciones vencidas son Trabajo Social, Contaduría, Biología, Ingeniería Agrónoma, Educación Física, Enfermería, Ingeniería Ambiental, Ingeniería Civil, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Electrónica y Comunicaciones, éstas en las zonas Poza Rica -Tuxpan, Veracruz, Coatzacoalcos y Córdoba Orizaba.

UPAV EL FRAUDE DE ZÚÑIGA
El 14 de julio del 2011 se formalizó la creación de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz para sustituir al Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos, así el famoso orador Guillermo Zúñiga Martínez de convirtió en el artífice de la estafa más grande de falsa educación superior en el estado de Veracruz, al grado de vender títulos profesionales con cursos de seis meses.

En el recuento de los daños del actual gobierno, salieron de la cloaca 100 mil títulos otorgados de manera ilegal y si validez oficial ni alcanzar siquiera la categoría de patito. Todo gracias a la defraudadora e irresponsable idea del fallecido maestro Zúñiga y la complicidad del gobierno de Javier Duarte y de la LXII Legislatura de Veracruz.

En el desastroso escenario Veracruzano, al menos 100 “profesionistas” que pagaron hasta 20 mil pesos por su título profesional de la UPAV tiene problemas porque sus supuestos estudios no tienen validez, cabe la pregunta, qué hizo la Secretaria Educación Pública para impedir este deshonroso fraude?.

Hoy el famoso maestro Zúñiga ya no existe el 24 de abril del 2015 dejo el mundo de los vivos, pero heredó un mega fraude en la educación de Veracruz que segura te sus cómplices deberán de pagar.

plumanegra12@gmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO