PLUMA NEGRA

JOSE CALZADA

En 1935, el Presidente de México, General Lázaro Cárdenas del Río unió la voluntad y fuerza de los mexicanos en causa común, la Expropiación Petrolera, como parte del sentimiento post revolucionario que buscaba justicia en todos los sectores del país. En el 2017 es inminente la unión de casi todos los mexicanos, pero en esta ocasión no será a convocatoria presidencial, sino en su contra por el brutal aumento al combustible en la cuestionada política económica mexicana, consensuada en el Pacto por México entre el PRI, PAN, PRD y PVEM.

En el 2017 iniciará con aumentos de hasta 20 por ciento en el precio de la gasolina, anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hace apenas unos días y en vísperas del fin de año, casi todos los sectores anunciaron también sus ajustes en los precios derivados del alza a la gasolina.

La política de liberación de precios de las gasolinas y el diesel en el gobierno de Enrique Peña Nieto va en contra de sus compromisos notariados de su campaña en el 2012, en ese entonces como candidato, ofreció detener los gasolinazos del gobierno de Felipe Calderón y las tarifas de la energía eléctrica. Esos compromisos se pulverizarán en cuestión de horas. El presidente no pudo cumplir.

Sin embargo, el incremento no será igual para todo el país, debido a que el gobierno federal dividió al país en 90 regiones con base en las zonas que abastece la infraestructura existente de almacenamiento y reparto de Pemex.

Para beneficio de los veracruzanos, el precio de los combustibles en la región número 72 de Veracruz será de 15.33 pesos para la magna; 17.11 pesos para la Premium y 16.41 para el diesel la primera semana de enero, es decir, más barato que en cualquier otra parte del país, pero solo por unos cuantos centavos. La noticia mantiene en un brete a los veracruzanos que no saben si reír o llorar.

Las fiestas de fin de año del 2016 con todo y su armonía y buenos deseos, no fueron suficientes para que el anuncio pasara desapercibido y sin ser fatalista, todo parece indicar que será la gota que derramará el vaso de la irreverencia social. Desde el momento mismo del anuncio de la Secretaría de Hacienda, las organizaciones sociales de lucha iniciaron sus pronunciamientos que en cuestión de horas se convirtieron en convocatorias para manifestaciones en cuanto se cristalicen los aumentos a los costos de los combustibles.

Para Veracruz de nada sirve ser el tercer productor de crudo, correr el riesgo de miles de kilómetros de ductos transportadores de combustibles, ni contar la refinería Lázaro Cárdenas en el sur de Veracruz, tampoco ser el estado donde se ubica la única Planta Nucleoeléctrica del país, los veracruzanos tendrán sólo el beneficio de centavos en los costos de las gasolinas.

El desmedido aumento al costo de los combustibles alertó a todos los sectores, incluidos los empresarios y por supuesto que a las clases populares, quienes no tienen auto también se unen a la inconformidad porque el transporte público aumentará sus tarifas.
Así que la cuesta de enero, pinta cruda y con un descobijo social provocado desde el gobierno que prometió progreso.

El último gobierno del PAN a cargo de Felipe Calderón y ahora, el de Peña Nieto confirman entre los mexicanos que la clase política es la misma, que los colores y el ejercicio del gobierno no corresponde a las ideologías partidistas, mucho menos a actitudes estadistas.

PLANCHAN PRESUPUESTO 2017

MORENA se juega el todo por el todo con la firmeza en su radical postura opositora al PAN y al PRI, este viernes no fue la excepción durante la maratónica sesión extraordinaria de la LXIV Legislatura de Veracruz en la que diputados del PAN, PRD, PRI, PVEM, AVE, los autollamados independientes y agregados mayoritearon a los 12 que quedan de MORENA para sacar adelante la voluntad del gobernador en turno.

En una amañada, pero consensuada propuesta en la Juncta de Coordinación Política del Congreso Local, se llevó al Pleno el documento del presupuesto 2017, en los mismos términos que fue presentado por el ex gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, el proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos para el Estado de Veracruz; pero se agregó un artículo transitorio, que faculta al actual titular del Ejecutivo, a redistribuir los recursos en 90 días, sin que ello requiera el aval del Legislativo.

Con el aval de 38 de los 50 diputados locales, el gobernador Miguel Angel Yunes Linares podrá decidir a su mejor criterio qué rubros recibirán mayores recursos y a cuáles se les reducirá la partida destinada originalmente, con el objetivo de equilibrar los ingresos y egresos que tiene la entidad.

De esa manera, el presupuesto del 2017 con respecto al del 2016 que se ubicó en 98 mil 534 millones 700 mil pesos, refleja un aumento del 3.5%, es decir, 3 mil 454 millones 147 mil 62 pesos más.

plumanegra12@gmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO