Poza Rica, Ver.- Dos menores de edad fallecieron en dos municipios del norte veracruzano por una presunta negligencia médica. El primero en Tihuatlán, falleció en una ambulancia horas después de ser atendido en un centro de salud; el segundo murió dentro del Hospital Regional de Poza Rica, mismo que acaba de cambiar de directiva.

El primer caso fue en el municipio de Tihuatlán cerca de las once de la noche de ayer, el bebé iba a bordo de una ambulancia cuando lo llevaban a un hospital. Provenía de la comunidad de San Miguel Mecatepec.

Los padres del bebé atestiguaron que la niña de cuatro meses fue llevada por la mañana al Centro de Salud de Flores Magón , por la noche, los socorristas de la Cruz Ámbar ya no pudieron nada para rescatar a la pequeña.

Familiares de los angustiados padres explicaron a las autoridades ministeriales que como a las diez de la mañana, de ese mismo día habían llevado a la menor al Centro de Salud de Flores Magón, donde los médicos de ahí le dijeron que no había ningún problema y que la niña no corría ningún peligro solo era “calentura”.

Antes de la muerte, la niña comenzó a inflamarse de sus extremidades y su piel comenzó a tener un color morado. Los padres volvieron a recurrir a los médicos del Centro de Salud y la médico que les atendió les dijo que era una reacción del mismo tratamiento, que no “había nada que temer”. La familia pide ahora un castigo pues por la inexperiencia de los médicos, la menor falleció.

SEGUNDO CASO EN EL HOSPITAL REGIONAL

Un segundo fallecimiento se suscitó en el Hospital Regional de Poza Rica, esta ocasión en el área de recién nacidos prematuros. La madre acusa a los doctores y al responsable de esa área.

La madre atestigua que su hijo iba “muy bien” y se cumplía con la solicitud de medicamentos y accesorios y todo “lo compraban en tiempo y forma”, pero esta madrugada el responsable llamó a los familiares para darles la mala noticia.

La familia pide las causas de la muerte para determinar si existe o no negligencia médica, pero serán la Policía Ministerial la que se encargará de determinarlo.

Cabe mencionar que estos lamentables hechos se suscitan poco tiempo después del arribo del nuevo director del Hospital Civil de Poza Rica, Agustín Ruiz Gallardo, quien en su discurso se comprometió a mejorar los servicios de salud para la población de esta zona.

Con información de Liz Argüellez

DEJANOS TU COMENTARIO