Cerca de 6 mil personas de toda la entidad ocuparon las gradas del estadio Beto Ávila de Boca del Río, desde el mediodía, para afiliarse al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Pero sobre todo esperaron entre brisa costeña y sudores ajenos durante 6 horas para escuchar a Andrés Manuel López Obrador, quien los llamó a la desobediencia civil para detener las reformas.

Hacia las 2 de la tarde comenzó el registro de hombres y mujeres del norte, el sur y el centro de la entidad ante el Instituto Federal Electoral (IFE), que a decir de los organizadores “morenistas”, recabó un total de 5 mil 500 afiliados, 2 mil 500 más de los que necesitaba enlistar en Veracruz la asociación próxima a convertirse en partido político.

Tres horas y media después, Andrés Manuel llegó en una camioneta blanca, bajó de ella entre la cuarentena de camiones estacionados dentro y fuera del estadio y alcanzó el centro del campo de béisbol, rodeado de los líderes “del morenaje” en Veracruz.

A continuación, el tabasqueño enunció una serie de acciones, emitidas esta mañana en la ciudad de México, “para defender el petróleo, defender a México y que no aumenten los impuestos”.

Seguido a pocos centímetros por las cámaras de video y foto de la prensa jarocha, que una media hora antes había sido bloqueada y golpeada por la gente para entrar al estadio por ser “vendida”, Obrador hizo un llamado a los morenistas para no ver Televisa, aclarando que se haría “con respeto a todos los trabajadores de los medios de comunicación”.

Luego, el líder máximo de MORENA fue ovacionado al pronunciar las siguientes propuestas: un memorial de la infamia para los legisladores que aprueben o hayan dado el “sí” a las reformas estructurales; cartas a las compañías extranjeras de petróleo para anunciarles que “van a comprar algo sin legalidad” y no pagar la luz eléctrica.

Finalmente López Obrador llamó a los distintos actores sociales a unirse en la lucha contra las reformas. Más adelante agregaría que “no se trata de que se sumen al movimiento, sino que todos actuemos en unidad”.

Será entre hoy y mañana que MORENA del estado de Mėxico dará a conocer qué acciones tomará la asociación, pues hasta el momento la desobediencia civil planteada por el exaspirante a la presidencia de la República es solo una propuesta, según indicó el mismo Andrés Manuel.

Poco antes de finalizar su discurso, el político expresó “La opción está aquí. MORENA, esperanza de México y esperanza de Veracruz”.

El evento concluyó a las 6 y media de la tarde. Minutos después Obrador se encontraba apretujado por sus seguidores, en una marea de constantes saludos, vitoreos y fotografías. Una marea veracruzana de hombres y mujeres que acudieron a escuchar al “paladín de la democracia”, como le gritaron algunos.

Se fue en la camioneta asomando la cabeza y saludando a adultos, mujeres y hasta niños. Los “click” de los celulares de la gente y los gritos de éxtasis cesaron hasta que la cabellera blanca despeinada de AMLO se escondió tras la ventanilla y dobló la esquina.

 

DEJANOS TU COMENTARIO