Ciudad de México, Ver., 25 de enero de 2017.- Advirtiendo que no pueden actuar sin pruebas, el secretario de Salud, José Narro Robles aseguró que hasta el momento no han hallado evidencia de que a los niños con cáncer atendidos en hospitales públicos de Veracruz, se les suministró agua destilada.

En relación a los dichos del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien recordó que en la administración de los exmandatarios Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, se suministraron medicamentos sin compuesto activo a los niños con cáncer, “prácticamente agua destilada”, el secretario de salud federal respondió.

En el marco de una reunión con senadores y diputados del partido Verde Ecologista de México, Narro Robles afirmó que tras el señalamiento de Yunes, envió a 12 inspectores de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) a la ciudad de Xalapa.

“Tampoco podemos actuar sin pruebas. Tampoco puede ser sólo el levantamiento de un acta lo que dé origen a considerar que se ha hecho algo extensivo, sistemático, rutinario, lo que hemos encontrado hasta la fecha es evidencia documental limitada”, mencionó, añadiendo que no han encontrado pruebas.

Adelantó, no obstante, que cuando encuentren evidencias se levantarán las denuncias correspondientes. Añadió que los asuntos, que ocurrieron entre 2011 y 2013, preocupan y tendrán el seguimiento de la autoridad federal.

Mientras tanto en la entidad veracruzana existe un desorden en el almacenamiento de material médico y medicinas, dijo el secretario. Afirmó que en los últimos días se han encontrado 11 toneladas de medicamentos caducados y 47 mil pruebas de VIH sin registro sanitario.

DEJANOS TU COMENTARIO