Luis Miguel quiere mejorar su imagen pública, pues no acepta que se le califique como un mal padre, debido a la demanda millonaria que interpuso su ex esposa Aracely Arámbula en su contra en Estados Unidos.

El cantante está dispuesto a iniciar una contrademanda, respondiendo a la acción legal de la actriz, quien lo acusa de abandono y distanciamiento con sus hijos (Miguel y Daniel), pensión alimenticia retroactiva, daño moral y psicológico de los menores, así como los gastos correspondientes a colegiaturas y gastos médicos de los infantes.

El sol ya se prepara para no quedar en bancarrota por los alegatos que determinó la actriz ante las autoridades americanas.
Tan es así, que el afamado ‘Sol de México’ ha decidido agregar tres conciertos más a final de año en nuestro país, dos en el Auditorio Nacional, el 5 y 6 de diciembre, y uno más en Monterrey, Nuevo León, pese a que ya había concluido sus presentaciones en tierra azteca.

Debido a esto, Luismi ha decidido jugar su último as bajo la manga y adelantarse a la inversión que hará en el proceso, pues de perder, tendría que pagarle los gastos de honorarios del litigio a La Chule.

 

oyemexico_aracelyarambula2

Desde hace tiempo se había manejado que Luis Miguel estaba evadiendo ser emplazado por una corte de Los Angeles, California, para enfrentar una demanda por manutención y relación paterno filial con sus hijos Miguel y Daniel.

DEJANOS TU COMENTARIO