El príncipe George, hijo de los duques de Cambridge, fue bautizado en el palacio de St.James’s, en Londres, en una ceremonia íntima que reunió a la reina Elizabeth y a tres futuros monarcas: Charles, William y George.

El pequeño recibió las aguas bautismales del río Jordán del arzobispo de Canterbury, Justin Welby, primado de la Iglesia de Inglaterra, ante la mirada de apenas 22 invitados, incluidos sus siete padrinos.

Los primeros en llegar al templo fueron los padrinos, entre ellos Zara Phillips, junto a la familia Middleton, seguidos por la Reina y su marido, el duque de Edimburgo; el príncipe Charles y su mujer, Camilla, y el príncipe Harry, mientras que del otro lado de la muralla del palacio decenas de turistas y curiosos portaban banderas británicas. Inmediatamente después se sumaron los duques de Cambridge, con el pequeño George en brazos de su padre.

El bautismo es una ceremonia esencial para el joven príncipe porque todos los monarcas deben ser miembros confirmados de la Iglesia de Inglaterra, que reúne a 80 millones de anglicanos.

george baby

George, que si reina será Gobernador de la Iglesia de Inglaterra y Defensor de la fe, nació el 22 de julio en Londres.

DEJANOS TU COMENTARIO