A los Leones Negros les costó trabajo, pero lograron pegar primero en la Ida de la Final del Ascenso MX al derrotar 1-0 al Necaxa, en un duelo que tuvo como testigo un marco de fiesta, tras el lleno que presentó la cancha del Estadio Jalisco.

La serie quedó abierta, los rojiblancos no se sienten heridos de gravedad y esperan recuperar rumbo en el juego de Vuelta que será en su casa, el Estadio Victoria.

Con la obligación que dicta el hecho de ser locales, Leones Negros salió a proponer el duelo desde el silbatazo inicial. Necaxa le salió a jugar a la escuadra universitaria con precauciones y esperando generar un contragolpe.

A pesar de que los Leones Negros tenían el balón e intentaron de todas las partes del campo, no logró generar una jugada de peligro en el marco rival. Había empuje por los locales, pero no claridad.

Al 18’, en un cobro que realizó el jugador necaxista Carlos Goncalves, el balón tomó un efecto, que terminó superando al portero de Leones, Humberto Hernández; para su fortuna, el esférico se impactó en el poste superior.

La escuadra universitaria no se quiso quedar atrás y Édgar González al 31’, se abrió un espacio en el campo, y cerca de la media luna, metió un tiro que buscaba anidarse en las redes del marco rival; sin embargo, el arquero, Iván Vázquez Mellado achicó bien y desvió el esférico a tiro de esquina.

Después de dos juagadas con cierta emoción, el duelo cayó en ciertas imprecisiones y se fueron al descanso empatados a cero goles.

La segunda parte siguió con tintes de dominio de la UdeG, Necaxa se daba por bien servido con un empate, pero los locales no deseaban regresar al juego de Vuelta sin hacer daño al rival.

Corría el minuto 56, José Gutiérrez se quitó bien a su marcador en el centro del área, este fue medido y, con un remate certero del José Cruz, la pelota sacudió las redes para qué  miles de gargantas estallarán en júbilo festejando el 1-0 en favor de los dirigidos por Luis Alfonso Sosa.

La escuadra hidrocálida, tímidamente quiso adelantar líneas, sin embargo no quería un gol más en contra. Mientras que los universitarios siguieron intentando generar alguna jugada más que les diera la posibilidad de incrementar la ventaja, pero no pudieron.

Necaxa salió del Jalisco con la desventaja de un gol en contra, y en el fondo no lo tomaron a mal, ya que confían en sacar adelante esta Final en su casa el próximo sábado y quedarse con el título. La UdeG terminó el juego con cierto sin sabor por no haber podido ganar con un marcador más amplio.

DEJANOS TU COMENTARIO