Por: JOSÉ CALZADA

EDGAR DÍAZ REVIVE AL PRI

Mientras que el gobernador Miguel Angel Yunes Linares nada contra corriente en lo que llama la vileza de su antecesor para dañar a Veracruz, en el Congreso Local, su correligionaria y presidenta de la Mesa Directiva, María Elisa Manterola Sáenz, rifó sobres con dos mil pesos entre los reporteros de la fuente, sin el menor pudor la diputada junto con el secretario general del Congreso, Juan José Rivera sacaron los fajos de billetes de 500 pesos para sortear los sobres entre los asistentes al convivio navideño.

No es la primera vez que los periodistas reciben en público ese tipo de apoyos por su trabajo en los medios de comunicación, la anterior coordinadora de comunicación social del Congreso, Victoria Hernández tenia una lista de apoyos mensuales en las que privilegiaba a sus amigos, además de los de los convenios con los medios de comunicación para la difusión de las actividades de los diputados.

Lo que ahora se critica es el contexto histórico critico de las finanzas de Veracruz que todos los días describe el gobernador, parece que en el Poder Legislativo no existe, por el contrario se observa una bonanza que permite a la presidenta de la Mesa Directiva disponer de suficiente efectivo para agasajar a los representantes de los medios de comunicación. En las tónica del gobernador, la señora presidenta del Congreso está obligada a explicar el origen de eso dinero y comprobar el rubro de su erogación, ya que es evidente que se trata de dinero público y como parte del presupuesto del Legislativo requiere de una comprobación.

El comportamiento de la diputada de la región de Martínez de la Torre también está en contra del gobernador en cuento a las declaraciones del mandatario de que los medios de comunicación deberán vivir de su publicidad y no del presupuesto público a través de convenios o los famosos chayos o embutes.

En este mes la presidenta del Congreso Local se evidencia como novata o ignorante de las formas para el trato a los medios de comunicación, también se evidencia la ausencia de la coordinación de comunicación social del Poder Legislativo y lo que sí queda claro es que hay un doble discurso de quienes ahora ostentan el poder en el estado de Veracruz. sus banderas de honestidad y transparencia no se ajustan en los hechos, principalmente en los diputados del PAN.

Y no sólo el Grupo Parlamentario del PAN cuenta con solvencia económica para ofrecer detalles a los periodistas, también el coordinador de MORENA; Amado Cruz Malpica, se contaminó de la emoción y cayó en el juego con las manos vacías, anunció a los representantes de los medios la entrega de regalos en su oficina.

Para no quedarse atrás, un representante del coordinador priista, Juan Nicolás Callejas Roldán, prometió que el diputado vería la manera de hacerles llegar un presente, también del presupuesto de la coordinación que a su vez proviene del presupuesto del Congreso Local.

Queda claro que la falta de recursos no es un preocupación para los diputados que integran la LXIV Legislatura de Veracruz.

Precisamente el gobernador Yunes Linares envío al Congreso una solicitud de aprobación para que los legisladores le autoricen solicitar créditos a corto plaza para resolver la grave crisis que padece la administración pública estatal, toda vez que requiere de más de cuatro mil millones de pesos para salir el año. En la bondadosa actitud decembrina de los legisladores es un hecho que la solicitud será aprobada.

EDGAR DIAZ REVIVE AL PRI

En un intento por revivir al PRI estatal, el ex diputado Edgar Díaz Fuentes trata de hacer ruido mediático para exigir la salida de Amadeo Flores Espinosa de la dirigencia estatal. El problema del PRI sin embargo, es que no sabe ser oposición, el propio Edgar Díaz se quedó callado cuando Juan Carlos Molina Palacios le arrebató la dirigencia de la CNC y así sigue calladito.

En efecto, el PRI desapareció después de la elección en la que perdió la gubernatura y su dirigente Amadeo Flores Espinosa es un cero a la izquierda, aún se encuentra noqueado y no ha dado señales de vida para asumir el papel de oposición que le corresponde en un gobierno de permanente critica al sistema priísta.

Ese hueco de representación ha sido aprovechado por el ex diputado local, sobrino de Bertha Hernández y cacique de Chicontepec, Edgar Díaz Fuentes un personaje que nunca debió salir de su región, su ignorancia lo llevan a tratar de revivir al PRI con pleitos internos.

En su lenguaje corriente, Díaz Fuentes se convierte en un lengua larga, arguendero sin trabajo real que lo ubique en condiciones de criticar. Su poder se reduce a su municipio y los cientos de concesiones para taxis y transporte rural, así como materialistas que negocio en el gobierno de Javier Duarte y que vendió entre sus agremiados con el argumento de que les hizo un favor aprovechando la ignorancia más acentuada que él.

Será muy difícil que alguien logre revivir al PRI en Veracruz en un buen tiempo, porque los pocos militantes de ese partido que están libres de pecado, se encuentran agazapados y no defienden sus siglas, los dirigentes de organizaciones, diputados locales, federales y hasta senadores mantiene una tibia posición ante el justiciero gobierno de Miguel Angel Yunes Linares.

plumanegra12@gmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO