Ciudad de México, 17 de julio de 2017.- El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue entregado este lunes por Guatemala a elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), y llegó a México cerca de las 12:20 horas, en una aeronave Cessna con matrícula XC-LNN, concretando el proceso de extradición.

A las 14:30 horas, se concretó su traslado al Reclusorio Norte, en la Ciudad de México, para quedar a disposición de un juez de control, que es quien autorizó la orden de aprehensión, por los cargos federales en su contra de lavado de dinero y crimen organizado.

En su primera audiencia (aún no está confirmada la hora), el juez de control verificará, primero, que la detención del exgobernador haya sido legal. Después, se le explicarán los motivos de su captura (de forma similar a como ya se le explicaron en Guatemala), y se le dará oportunidad a su defensa para emitir algún pronunciamiento.

Los fiscales de la PGR argumentarán que tienen una investigación que vincula a Duarte con el posible desvío de recursos a través de empresas fantasma, prestanombres y compra de terrenos ejidales. Después la defensa expresará su postura.

Acto seguido, el juez dará un plazo de 72 horas para decidir si vincula a Duarte a proceso, y sus abogados podrán pedir que se duplique el plazo a 144 horas, como lo permite la ley, con el objetivo de reunir indicios que traten de desvirtuar los señalamientos iniciales de la PGR.

La Procuraduría pedirá que se imponga la medida cautelar de prisión a Javier Duarte, y esto sería aceptado por el juzgador, dado que el delito de delincuencia organizada amerita prisión preventiva de oficio.

En un comunicado, la PGR informó que Duarte “fue notificado de la ejecución de la orden de aprehensión federal correspondiente y que es solicitado en la audiencia de ley para ser puesto a disposición del Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte”.

Guatemala lo entregó

También en Twitter, autoridades guatemaltecas mostraron el momento en que Duarte abordó la aeronave en que llegaría a territorio mexicano, después de firmar una serie de documentos, someterse a una revisión médica, y de que le leyeran el acta de extradición.

Duarte estuvo detenido en Guatemala durante tres meses, tras su captura el pasado 17 de abril en la zona de Panajachel.

El gobierno de México informó sobre la conclusión del proceso de extradición de Duarte, “a fin de que enfrente los diversos procesos penales que se encuentran instaurados en su contra por delitos presuntamente cometidos en el ejercicio público”, cuando se desempeñó como gobernador del Estado de Veracruz.

“El procedimiento de extradición del señor Duarte de Ochoa se desarrolló con pleno respeto y observancia de sus derechos humanos, velando en todo momento por el debido proceso, conforme a lo establecido en el tratado de extradición bilateral aplicable y en la ley interna de la República de Guatemala”, detalló el gobierno mexicano.

Antes las autoridades guatemaltecas detallaron cómo fue el traslado de Duarte hacia las instalaciones de la Fuerza Aérea del país centroamericano.

“Bajo fuertes medidas de seguridad fue trasladado el ex gobernador mexicano Javier Duarte, a la Fuerza Aérea Guatemalteca para cumplir con el procedimiento de extradición, según lo dio a conocer el vocero del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel”, informó el gobierno guatemalteco, en un comunicado.
“Duarte será entregado a representantes mexicanos en el área que determine cancillería. Se cumplió con el traslado y resguardo del privado de libertad” indicó Esquivel”, agregó.

En México, Duarte enfrentará los siete delitos que le imputan, entre ellos crimen organizado y lavado de dinero, por su presunta participación en operaciones corruptas, como las de las empresas fantasma.
Aquí puedes leer cuáles son los puntos clave de las audiencias que enfrentará en México.

Inicia la audiencia

La audiencia del exgobernador inició alrededor de las 16.30 de este lunes, media hora antes se le permitió el acceso a la prensa al juzgado, y los abogados de Javier Duarte, declararon que el proceso se prolongará por varias horas, incluso hasta el día martes.

A las 17.20 horas se dio un receso para que el exgobernador pudiera comer. Además su abogado, Marco del Toro, solicitó al juez, Gerardo Moreno, un receso de una hora para revisar el expediente del caso, que consta de 3 cajas. El juez aprobó la solicitud, por lo que la audiencia se reiniciará a las 18.10 horas.

El exgobernador pidió que sus datos personales fueran reservados. Esta vez, Javier Duarte no ofreció sonrisas ni bromas ante las cámaras y autoridades.

DEJANOS TU COMENTARIO