El Delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Inocencio Yáñez Vicencio, aseguró que continúan las revisiones en gasolineras de las cuales se llegan a recibir hasta 15 quejas a la semana, denuncias que son investigadas para después enviar la información a la Dependencia Central en la ciudad de México, en donde se ordenan los operativos de inmovilización, como el que se llevo a cabo hace algunos días en la gasolinera ubicada en Simón Bolívar y bulevar Avila Camacho.

El Delegado en Veracruz, Inocencio Yañez Vicencio, aseguró ,”La mayoría de estas denuncias son hechas por automovilistas, taxistas, conductores de camiones urbanos entre otros y a la semana se contabilizan entre 13 a15; pero de esos llamados se tienen que realizar una depuración, un cruce de información, es más mandamos una persona de la delegación para que revise”.

Yañez Vicencio, aseguró que luego de de investigar y tener la información esta es canalizada a la central y es ahí donde se decide si existirá o algún operativo para inmovilizar negociaciones.

Así mismo indicó que las multas que se llegan a aplicar en casos confirmados varián y van desde los 200 mil pesos hasta 1 millón 250 mil pesos.

Pero también existen dueños que niegan para que las instalaciones de las gasolineras sean revisadas, por lo que en estos casos se les entregan tres amonestaciones.

Y si el gasolinera sigue resistiéndose; se le entrega un reporte a la paraestatal Pemex los que determinan cerrar estas negociaciones que se niegan a ser revisadas.

DEJANOS TU COMENTARIO