Ganan disidentes a Pascual Lagunes. Habrá nuevas elecciones

El Sindicato Nacional Unidad y progreso de Tamsa, tendrá que convocar a nuevas elecciones, así lo ordenó en definitiva la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en su Laudo emitido el pasado 4 de octubre del presente año.

 

Juan Carlos Guevara Moreno, dirigente del grupo disidente del sindicato tamsero, informó que fueron debidamente notificados por la autoridad laboral federal, mediante el Laudo del expediente: IV-83/2013, que a la letra, resuelve: “PRIMERO.- La parte actora acreditó la procedencia de su acción, el sindicato demandado no acreditó sus excepciones y defensas”

 

De esta manera, el Presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Diodoro J. Silva Arguello, ordena que “Se declara procedente  la nulidad del proceso electoral para la renovación del Comité Ejecutivo Nacional y Comisiones  Estatutarias de Honor y Justicia y de Hacienda y Vigilancia del Sindicato Nacional Unidad y Progreso (….) para el ejercicio social que comprende del 1 de octubre al 30 de septiembre del 2016”

 

Guevara Moreno, acompañado de decenas de trabajadores disidentes, informó que ahora lo que procede según sus estatutos sindicales, serán los mismos trabajadores mediante firmas de –mínimo- treinta por ciento del padrón sindical, convocar  a elecciones, toda vez que Pascual Lagunes Ochoa ya no tiene ninguna representación, ni su directiva, luego del laudo que declara nulas las elecciones  por él realizadas, que motivaron el movimiento.

 

El guía moral de la disidencia, estuvo acompañado en la conferencia de prensa del también disidente Bartolo Guevara Malpica y expusieron que  están seguros de reunir más del 33 por ciento de las firmas necesarias para convocar a elecciones, “ no reuniremos el 33, reuniremos el 99.9 por ciento de las firmas, todos los trabajadores están con nosotros. Se acabó el cacicazgo de 25 años de el nefasto Pascual Lagunes Ochoa”, mencionaron entre vivas y porras de sus seguidores, en el Paseo del Malecón, donde se reúnen para informar a la prensa.

 

Sobre su situación laboral, dijeron que no tienen ningún problema pues sus derechos laborales están debidamente protegidos por el mismo Laudo y por lo tanto la empresa tendrá que acatarlo, “nuestra demanda de amparo fue antes de que la empresa nos rescindiera el contrato”

DEJANOS TU COMENTARIO