Boca del Río, Ver., 06 de enero de 2016.- El 102 Aniversario de la Promulgación de la Ley Agraria en Boca del Río, por primera vez se llevó a cabo sin la presencia del gobernador del estado.

También faltaron los sombreros, los paliacates, las extensa mantas de saludo a los líderes de la Confederación Nacional Campesina, y faltaron sillas y vallas. El Salón Tajín fue surcado por un gran pasillo central, con franjas de sillas negras de tanto en tanto.

Hasta el frente los jóvenes, los grupos de Puebla y Guerrero, entre otros estados de la República Mexicana que se dieron cita en el World Trade Center para el encuentro nacional. Todos con banderas, algunos sombreros, con gritos y alegría.

Tras las primeras secciones, el tedio.

Ni de pie, ni aplaudiendo, con la mirada al frente, atentos a los discursos, expectantes. Una multitud que se mostró inmóvil ante los llamados de apoyo al presidente Enrique Peña Nieto, al incremento en el precio de los combustibles y la unidad.

Varios permanecieron fuera, vendiendo sombreros, artesanías o bisutería; comprando el lonche, consumiendo el típico volován veracruzano; buscando la playa, la mejor foto, disfrutando el calor en la ciudad que apenas despertó, tras dos días consecutivos de saqueos y vandalismo.

Para las tres de la tarde, una hilera de autobuses de pasajeros se había formado frente al World Trade Center. El evento concluyó con el Himno Agrarista, para el que solo algunos se quedaron a cantar. Las letras, por segunda vez en la historia del evento, fueron proyectadas para alivio de las decenas de funcionarios que llenaron el escenario.

Entre ellos, por primera vez, no estuvo el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, panista que en ese momento, en otra parte de la ciudad, repartía vales de despensa en una tienda Chedraui para aliviar a las turbas enardecidas que vandalizaron cientos de negocios.

DEJANOS TU COMENTARIO