Veracruz, Ver., 16 de septiembre de 2017.- Luego de la explosión de gas en una tortillería en la calle Juan Soto, en el mercado Unidad Veracruzana, se dio la visita de cinco minutos del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, quien incluso dejó a medias la entrevista, al ser cuestionado sobre las denuncias de los comerciantes, quienes señalan que la fuga fue reportada desde horas antes a la explosión a los teléfonos de emergencia e incluso a la Policía Naval y nadie hizo nada.

Rodeado con un fuerte dispositivo de seguridad, Winckler Ortiz, arribó al sitio de forma sorpresiva, ya que en accidentes parecidos como fue la explosión de un tanque de gas en la colonia Miguel Hidalgo el pasado día 6 no se presentó, e incluso hubo varios señalamientos del representante de las ocho víctimas sobre lo lento de la investigación.

La visita demoró más en el acomodo de las unidades del operativo, que en la propia diligencia, lo que originó molestia entre los comerciantes quienes catalogaron “faroleo”, la supuesta revisión que hizo.

Jesús Nicolás, comerciante del callejón cuatro Ciénegas, fue uno de los locatarios que expresó su molestia contra los números de emergencia y la policía, ya que aseguran hablaron desde las 11 de la noche para reportar el olor a gas y nadie fue, ni tampoco canalizaron el llamado.

“Ustedes lo vieron, ustedes le hicieron la pregunta, los evadió, mejor se dio la vuelta, vino aquí a farolear seamos honestos y eso la verdad está mal. Se les estuvo hablando desde las 11 de la noche para que decirles lo que había pasado de que había fuga y nada más no hicieron caso”, señaló.

Mismo señalamiento que fue hecho desde la mañana y que varios comerciantes ratificaron indicando que en los últimos meses ante cualquier problema llaman al número de emergencia que fue promocionado a nivel estatal, el 911, mismo que han telefoneado y nunca les ha solucionado nada.

DEJANOS TU COMENTARIO