Veracruz, Ver.- El integrante de Comisión de Enlace Legislativo de la Asociación Nacional de Notarios Públicos, José Antonio Sosa Castañeda, afirmó que la nueva ley de Lavado de Dinero tiene el fin de coadyuvar con el Estado para prevenir el flujo de recursos cuya fuente sea ilícita e ingresen al sistema financiero nacional.

Advirtió que los notarios que no reporten alguna actividad ilícita está en riesgo de ir a la cárcel y perder incluso su registro notarial.

Indicó que actualmente no solo está vigente la ley, sino el reglamento que fue aprobado desde el 23 y 3 de agosto pasado, que incluyó el registro del alta de quienes realizan “actividades vulnerables” que comenzó desde este 1 de octubre.

“Es proteger básicamente la economía nacional y sobre todo el sistema financiero y evitar que se introduzcan recursos con una fuente ilícita”, detalló.

Expuso que se está trabajando en todos los notariados del país bajo este régimen y un compromiso de cumplir con esta ley promulgada y publicada.

“Creo que el tema del régimen de prevención es un tema que viene a regular diversas actividades económicas, joyeros, prestadores de servicios, desarrolladores inmobiliarios, entre ellos también a los fedatarios y por fedatarios la ley también abarca los notarios como los corredores públicos”.

Detalló que la ley de Lavado de Dinero tiene dos vertientes, una, la que contempla las cinco actividades consideradas “vulnerables” ante el crimen organizado y los recursos que de estas provienen, entre estas la fedataria.

Expuso que la segunda vertiente o apartado de la ley, es el manejo de efectivo donde señala una restricción para su uso como tal, en materia inmobiliaria por ejemplo, sentenció.

DEJANOS TU COMENTARIO