Al descubierto quedaron las autoridades del ayuntamiento de Boca del Río, encabezado por Anselmo Estandia y de la Dirección de Protección Civil Municipal a cargo de Isidro Cano Luna, quienes aparentemente mantienen trabajando sin prestaciones laborales, ni beneficios sociales a los empleados del servicio de Guardavidas, situación que ha trascendido luego de la muerte de uno de los hombres más longevos de esta corporación de nombre Rubén Serrano Cruz, “La Morsa” como cariñosamente era conocido por sus familiares, amigos y compañeros.

Rubén Serrano Cruz, tenía 38 años de trabajar ininterrumpidamente como salvavidas, por lo que vio pasar varias administraciones de todos los colores y partidos políticos, aunque aparentemente desde hace algunos años no contaban con ningún beneficio o prestación laboral, sin embargo esto no le impedía seguir trabajando en lo que lo apasionaba, según cuentas sus familiares.

Al llegar a la humilde vivienda en donde sus restos eran velados, en la calle Juárez número 110 entre Independencia y Allende del Centro de Boca del Río, sus amigos recuerdan que fue en el año 75 que comenzó su trabajo en el entonces balneario Mocambo, “imagínese desde ese año, ya trabajaba en esto, siempre le gusto y siempre lo hacía con una gran sonrisa en su rostro, él era una persona muy optimista”.

Y es que su muerte fue sorpresiva para todos sus familiares y amigos, ya que se dio cuando se encontraba realizando trabajos de entrenamiento y nadando con sus compañeros en la unidad deportiva Leyes de Reforma, en donde comenzó a sentirse mal, por lo que fue atendido por sus compañeros y luego se realizó su traslado al hospital Regional, debido a que no contaba con Seguro Social.

La señora Érica del Carmen González Delgado, esposa del guardavidas fallecido, explicó que luego de que le comunicaran el deceso, comenzó con los tramites y esperaba la ayuda del municipio o por lo menos la dirección de Protección Civil, sin embargo sólo le ayudaron con lo que ella cataloga como un pésimo servicio de la funeraria.

“La ayuda fue con la funeraria pero de muy pésima calidad, imagínese la caja no era la adecuada para él, no era de su tamaño y pues menos de su peso, se rompió la pegaron con cinta, además yo no sabía y menos me di cuenta, que ahí, dentro de la caja le inyectaron el formol y todo lo que le tenían que inyectar, se hinchó, una verdadera porquería, tuvimos que cooperar con familiares para cambiar todo, pero ya con mis recursos, vamos es un insulto a la memoria de él”.

Así mismo la viuda aseguró que el resto de los compañeros de su esposo trabajan bajo las mismas condiciones, sin las debidas herramientas y las pocas que tienen, “es porque ellos mismos se las han comprado para poder seguir trabajando, así como él las tenía; así es como salvaban vidas y salían adelante”.

La señora González Delgado, aseguró que hasta el momento ninguna autoridad se ha acercado a ella, por lo que sólo pide una pensión o ayuda con una base para su hija, “para mi nada, para mi hija, es la que queda desamparada al no contar con un seguro de vida de parte de él y sin servicio médico ni pensar en un pensión”.

Finalmente los familiares ahora ya con otro servicio de funeraria, aseguraron que velaran a su familiar como se debe y que este podría ser enterrado el próximo domingo o lunes, en el panteón de San José Novillero.

Don Rubén Serrano Cruz, tenía 58 años de edad, 38 de estos los paso trabajando al servicio de la gente, era una labor que amaba así lo recuerda su hija de 16 años de edad, quien fue la última en enterarse de la muerte de su padre, la que aun no acaba de comprender lo sucedido, pero que lo recuerda como una persona sumamente alegre y cariñosa.

20131026-193206.jpg

20131026-193240.jpg

DEJANOS TU COMENTARIO