Xalapa, Ver., 16 de febrero de 2016.- Familiares de personas desaparecidas se manifestaron en la oficina de Atención a Víctimas, previo a la llegada del sub secretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, para exigir que se acelere la entrega de restos en manos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Por medio de la manifestación, apuntaron que la oficina de Atención a Víctimas es un “elefante blanco” dado que fue creada desde el 2013 y a la fecha no funciona.

Señalaron, que en muchas ocasiones los colectivos trabajan con sus propios medios, debido al abandono de las instituciones y de la titular del organismo, Mireya Toto les dice que no hay dinero.

“Nosotros tenemos que abandonar nuestros trabajos, nos deshacemos de bienes para hacer frente a las necesidades económicas para localizar a nuestros seres queridos, hay abandono por parte de las autoridades a esta causa”, lamentó uno de los manifestantes.

Con lonas donde se muestra la imagen de sus familiares, insistieron en que las autoridades deben acelerar la identificación de los restos encontrados en fosas en diferentes partes del estado.

En entrevista, pidieron ser escuchados por el fiscal Jorge Winckler Ortiz, a quien acusaron de no recibirlos.

“Lamentablemente de manera personal no hemos podido hablar, él nos dice que apenas llegó y que está haciendo su plan de trabajo, se le pidió en una reunión con Campa y con el Gobernador, se le pidió tener sentido humano de recibirnos pero no hemos recibido respuesta”, dijo uno de los padres de familia.

Los familiares de las víctimas apuntaron que existe un desorden en la inhumación de restos humanos, por lo que es urgente que la Fiscalía aplique las pruebas de ADN para identificar todos los restos que se han encontrado.

DEJANOS TU COMENTARIO