Ciudad de México a 4 de enero a 2017.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo que no dará marcha atrás en el aumento en el precio de los combustibles y justificó que “todo se debe al aumento en los precios internacionales de las gasolinas”.

“Comprendo la molestia y el enojo que hay en la población en general y entre distintos sectores de nuestra sociedad. Comparto esta molestia que acompaña precisamente la aplicación de esta medida”, dijo el presidente.

Ante las manifestaciones, movimientos civiles e incluso vandalismo en estaciones de servicio gasolinero, el presidente pidió “atención y oídos” a la población en general y se escudó en el argumento de que “sería peor no tomar la medida del aumento” a las gasolinas.

“No es para el gobierno de la República una decisión fácil tomar una medida como la anunciada, no es el deseo del presidente de la república ni de su gobierno el tomar una decisión como esta (…) apelo a la comprensión de la sociedad, apelo a que la sociedad escuche los motivos y las razones del gobierno del por qué se ha tomado esta decisión, serían peores las consecuencias”.

Peña Nieto dijo que no es ni por la “reforma energética, ni por la reforma hacendaria, ni un aumento a los impuestos”.

El mensaje se da luego de regresar de sus vacaciones en un exclusivo Club de Golf en Sinaloa. Además del mensaje anunció cambios en las Secretarías de Relaciones Exteriores: llega Luis Videgaray como canciller mexicano; y al relevo de Rafael Tovar y de Teresa, María Cristina García Cepeda como Secretaria de Cultura.

DEJANOS TU COMENTARIO