Ajustándose a las exigencias que les involucra su siguiente compromiso de la Liga BBVA, los Tiburones Rojos de Veracruz entrenaron esta tarde en una cancha de pasto sintético con la finalidad de medir el bote de la pelota y analizar algunas de las condiciones en que enfrentarán a los Xolos de Tijuana el próximo sábado.

Reportando al lugar seleccionado para probar la superficie artificial, los dirigidos por Juan Antonio Luna realizaron de inicio actividad física, misma que fue dirigida por el profesor Dante Rodríguez y que incluyó un circuito de dribles y manejo de pelota a velocidad.

Posteriormente y con la misma finalidad se dividió al grupo en sectores de ataque y defensa para realizar jugadas a velocidad y control de balón, ejercicio que permitió a ofensores y defensores ensayar la recepción y el parado adecuado en este tipo de superficie.

En lo que respecta a lo futbolístico los elementos del plantel conformaron tres grupos integrados por nueve elementos y mismos que de manera alterna vieron acción en las tradicionales “retas”, donde cabe aclarar se presenciaron momentos de gran toque y manejo de balón por parte de los escualos, quienes no dejando a un lado la seriedad del entrenamiento aprovecharon para convivir y divertirse en la competencia interna.

Luego de esto una vez más el preparador físico retomó a los escualos y cerraron la sesión con ejercicios de estiramiento.

Para mañana los tiburones regresarán a su estadio, donde a las 07:30 Hrs. realizarán la única práctica de la jornada, misma que se realiza a puerta cerrada.

Luego del entrenamiento los jugadores Luis Carlos Tejada, Rafael Murguía y Carlos Cárdenas atenderán a los medios de comunicación en la sala de conferencias del estadio.

DEJANOS TU COMENTARIO